Se organizan contra la violencia hacia las mujeres trans

30 enero, 2018

Commentario

Generos
Share on Facebook56Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

EL colectivo LGTBIQ busca visibilizar las vulnerabilidad a la que son expuestas por la discriminación, la indiferencia ante la falta de oportunidades y hasta la vulneración de derechos. Retoman el reclamo por el cupo laboral trans que no prosperó en la Legislatura por presión de la Iglesia.

El 11 de enero Natasha Banegas fue atacada a golpes por un hombre que se hizo pasar por “cliente” en el parque 9 de Julio. Fue el primero de los cuatro episodios de ataques contra mujeres trans que se sucedieron en Tucumán durante el primer mes del año. Natasha denunció a su agresor en la comisaria primera, pero no hubo ninguna detención; ni siquiera se inició la investigación sobre el hecho. Tres días después, un hombre que se movilizaba en moto le disparó en la esquina de Crisóstomo Álvarez y Moreno.

El domingo 14, Lourdes Anahi Reinoso fue víctima, junto a su tía abuela, de la violencia machista de su pareja. Anteriormente ya lo había denunciado. Una semana después Jorgelina Salazar fue atacada con un palo por un taxista, también en la zona del parque 9 de Julio.

Estos ataques, en medio del caluroso enero tucumano, despertaron la convocatoria por parte de la organización Libertad y Orgullo Trans Organizadx (LOTO), para este martes 30 a las 19 horas en Piedras 763. Las mujeres trans convocan a la organización y a tomar las calles por una vida libre de violencia. Piden que las autoridades cumplan con sus funciones, trato digno por el sistema de salud y cupo laboral. Además, retoman el pedido de justicia por Ayelen Gómez, Lourdes Reinoso y Natasha Banegas.

“Pedimos justicia por las compañeras y queremos mostrar la realidad de muchas. Mostrar a lo que estamos expuestas por falta de oportunidades laborales, el maltrato institucional en el sistema de salud, de la policía y la discriminación” cuenta Mahia Moyano, referente de LOTO.

Hay un clima de preocupación entre ellas, pero se organizan y buscan solidaridad por lo sucedido con cada una de las mujeres trans violentadas. No pasó un año del femicidio de Ayelen, una joven trans que fue encontrada asesinada bajo las tribunas del club Law Tenis. Hace meses también fue cercenada la posibilidad de acceder al cupo laboral trans dentro del Estado provincial. El legislador radical, Raúl Albarracín, junto con acuerdo del oficialismo justicialista pidió que vuelva a comisiones la iniciativa de acción positiva por considerarla “discriminatoria”.

Gabriela De la Rosa señala que los atropellos no son nuevos. Reclama los agentes estatales cumplan con sus funciones: “los policías no nos protegen, miran para otro lado, en la comisaria perdieron la denuncia que hizo Natasha sobre el primer ataque que sufrió. No hicieron nada ante el femicidio en el Río Nio, Lourdes hizo muchas denuncias y nunca actuaron; los médicos maltratan a las chicas”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-