“A ésta hay que prenderle fuego la casa y vas a ver cómo deja de joder”

3 octubre, 2017

Commentario

Destacada
Share on Facebook86Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Ivana Acevedo es coordinadora general de la Asociación Animalista Libera! Tucumán. El domingo encabezó una intervención para impedir una riña de gallo, prohibida por ley. Como respuesta, recibió amenazas por parte del público presente.

“Hay que darle una buena apretada para que deje de joder”, “andá a lavar la ropa, ura”, “a ésta hay que prenderle fuego la casa y vas a ver cómo deja de joder”. Ivana Acevedo escuchó las amenazas e insultos mientras la policía clausuraba una riña de gallos en Timbó viejo (Burruyacú). Es una de las siete personas que forman la Asociación Animalista Libera! Tucumán, una ONG que nació en Barcelona pero que se multiplicó por varias ciudades de Latinoamérica.
El domingo fue a la comisaría dos veces: la primera, para pedir que se suspendiera la riña que se iba a realizar en la localidad de Timbó viejo; la segunda, para denunciar que luego de que los organizadores accedieran a levantar la pelea, fue amenazada por gente no identificada.
Aunque fue un momento difícil, sabe que la tarea continúa. El domingo que viene también impedirán que se realice una enorme riña de gallo muy conocida en el sur de Tucumán. “Si algo nos sucede, ya saben quiénes nos han amenazado”, escribió en su Facebook.
La Asociación logró hace un año que la justicia provincial ordene a la secretaría de Deportes de la provincia que se abstenga de emitir autorizaciones para la realización de peleas de gallos. Si bien la ley N° 14.346 del Código Penal argentino las prohíbe desde 1954, Tucumán promulgó en 1990 la ley N° 6.648 provincial permitiéndolas. Rodolfo Novillo, vocal de la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, hizo lugar al pedido de la ONG y declaró inconstitucional la norma.
Sin embargo, desde la Asociación Animalista Libera! Tucumán denunciaron que las prácticas se siguen realizando de manera clandestina. “Cuando nos enteramos que hacen una riña, vamos a la comisaría de la zona, con ley y sentencia en manos, más los oficios y lo denunciamos”, explicó Ivana.
Es una tarea complicada. Al estar prohibidas, la difusión se hace boca en boca. Los vecinos muchas veces no se animan a denunciar y otras no saben cómo hacerlo. Por eso elaboraron un tutorial para quienes quieran colaborar.
“Lo que sucede es que nos falta además, conciencia jurídica para que las personas puedan y sepan cómo denunciar en su zona porque tampoco vamos a poder solas”, contó a APA!
Finalmente, Ivana explicó cuáles son los principios que les movilizan. “No somos separatistas en las especies, siempre nuestros proyectos son inclusivos en cuanto a lo social y humano, sin distinguir porque sostenemos que todes somos animales. Por eso consideramos que las luchas justas son transversales y trabajamos para conseguir algo de paz”, concluyó.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-