Acoso en 25 de Mayo al 300: “Vení que te parto, vamos, vení”, le dijeron a Valentina en pleno centro

2 mayo, 2017

1 Reply

Géneros

 

“Vení que te parto, vamos, vení. Te agarro y vamos a dar una vueltita”, le gritaron a Valentina Perotti tres hombres desde un auto, entre otras guarangadas. La 25 de Mayo y Córdoba estaba completamente desierta a las 7.10 del feriado por el Día del Trabajador. Ella, que contó que a veces responde a los acosadores en la calle, comenzó a caminar rápido para volver a su casa. El auto comenzó a seguirla y uno de los acosadores abrió la puerta para bajarse, para intentar abordarla. La joven huyó hasta su casa, a una cuadra. “Si me pasaba algo, si me subían al auto, no se iba a enterar nadie porque en mi casa pensarían que me fui a trabajar y en mi trabajo que me quedé dormida. No se puede vivir así”, contó la joven de 24 años a APA!.

 

Perotti (pidió dar la nota con un nombre ficticio), estudiante de Ciencias de la Comunicación en la UNT, salió de su casa -Córdoba al 400- a las 7.05 para pasear a su perra. Trabaja en una pasantía de una dependencia del Gobierno provincial y no descansó el 1 de Mayo. “Siempre la saco a caminar un poco antes de ir a trabajar. Como era feriado y no había colectivos nos pasaba a buscar un chofer en una traffic del trabajo. Camino por 25 de Mayo hasta la esquina de MacDonalds, porque la perra es viejita”, relató. Cuando bajó le sorprendió que no estuviera el policía en la esquina de la Anses. Comenzó a caminar y llegó por la vereda impar hasta la esquina de San Juan y dio la mediavuelta a la altura del Colegio San Martín. En ese momento dobló desde San Juan un auto gris.

“No había nadie en la calle y se frenó a la par, no sé si era una Surán o un Gol Trend. Pensé que querían preguntarme algo. Eran dos chabones, se notaba que estaban ebrios, que venían de una fiesta. Bien vestidos, ‘chicos bien’. Comenzaron a gritarme de todo y me hice la tonta. Me empezaron a decir guarangadas y seguí caminando, como si no los escuchara. ‘Mi amor veni que te parto, te agarro’. Me siguieron toda la cuadra despacito. Me di cuenta que en la parte de atrás bajaron el vidrio y que había un tercer pibe, y me empezó a decir que se iba a bajar, que ya se bajaba a buscarme para ir a dar una vuelta. Ahí me asusté. Comencé a caminar rápido, prácticamente corriendo. Comenzaron a reírse, entré corriendo a mi edificio. Estaba muy asustada, nunca me pasó algo así”, contó. Como el portero del edificio anda mal, la puerta puede abrirse todo el tiempo. Perotti subió corriendo las escaleras con su perra en brazos y por el miedo tropezó en las escaleras. Se descompuso y quedó tendida en el pallier. Estuvo 10 minutos hasta que pudo pararse y entrar a su casa.

“Me caían las lágrimas del dolor del cuerpo y de la situación de mierda. Fui a trabajar igual, le conté al chofer la situación cuando me pasó a buscar”. Perotti publicó lo que le pasó en las redes sociales. Su novia le insistió para que realizara la denuncia policial, pero dijo que todavía no lo hizo: “no sé si ir, me dijeron de lo importante que era hacer la denuncia, para que quede asentado lo que me pasó, pero no tengo datos claros, no sé la patente y no los puedo describir. No los ví tanto tiempo. Tenían la oportunidad y todo a su favor si querían subirme al auto. Nadie se iba a enterar. Me angustié, estuve llorando toda la tarde. No se puede vivir así”, finalizó.

1 comment

  1. LUIS ROMERO

    Todavia no hay conciencia en la sociedad de la guarda q ejercen y q deberian ejercer fuerzas policiales y judiciales en casos de acosos verbales y gestuales de contenido cuasi sexual.

    Que si está visto en leyes de violencia de género como violencia moral pero no es tan ampliamente interpretado, como se debiera para casos como éste, pero puede y debiera hacer la denuncia la afectada.

    También debiera educarse en tal sentido a jóvenes de ambos sexos pero con la diferencia q normalmente el agresor es varón y la agredida mujer x lo q debe haber pequeñas diferencias o puntos de vista del qué y el como se instruye.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-