Category Archives: Derechos Humanos

#8M: NUESTRA VIDA, NUESTRA LUCHA

Venimos de la historia. Desafiamos todo por nuestros derechos y por nuestras vidas: desde las obreras de principios del siglo XX que se plantaron por mejores condiciones laborales, hasta la lucha por nuestros derechos civiles. Luchamos por nuestro derecho a la educación y al trabajo. En suma, por nuestra autonomía.

No nos regalaron nada porque fuimos protagonistas de cada batalla que libramos contra opresores, invasores, genocidas y gobiernos ajustadores. Somos las mujeres originarias, las independentistas en la figura de Juana Azurduy, las que se mantuvieron de pie por espacios en la vida política. Somos las mujeres que enfrentamos los cierres de los ingenios como Hilda Guerrero de Molina. Somos las detenidas y desaparecidas, siempre presentes, porque son las que enfrentaron con sus cuerpos la dictadura genocida; las madres, las abuelas y las hijas que no nos dejaron olvidar y nos enseñaron un camino permanente por los derechos humanos. Somos las trabajadoras, las desocupadas y las campesinas que enfrentamos a los gobiernos neoliberales en cada piquete, en cada huelga.

Nos plantamos por nuestros cuerpos, por nuestros proyectos de vida, por nuestros derechos sexuales y reproductivos, porque ya no queremos ser estigmatizadas. Porque no somos un objeto del que otros pueden disponer. No nos pueden obligar a ser el modelo de mujer que inventaron capitalistas y conservadores. La maternidad no es un destino sino una elección. Porque vivas y libres nos queremos.

No sé si es una nueva ola. Pero sé que estamos creciendo, aprendiendo y también cambiando. A algunas les costará más que a otras sumarse a esta marea mundial. Porque la lucha de las mujeres es política y nuestras voces son muy importantes. Se gestan cambios en el movimiento porque se gestaron en la vida cotidiana en la familia en los barrios, en los trabajos y en nuestro tiempo libre. Es necesaria la presencia de todas aunque a algunas les moleste.

Hoy a mí el feminismo me inspira a un cambio profundo y revolución junto al pueblo porque nosotras somos pueblo. Hoy, en el mundo, nuestra agenda ha crecido y otras luchas se han sumado a las nuestras: la lucha de las migrantes, la emprendida por la tierra y el medioambiente, las resistencias contra el neoliberalismo y contra los conservadores como Trump, Macri y Manzur, solo por nombrar algunos. Ya colgamos carteles diciendo la revolución será feminista. No podemos esperar porque es una emergencia.

Es necesario tomar todo de la historia, aprender de ella para transformar el presente y soñar un futuro. Los espacios tienen que crecer en masividad y profundidad. Es importante interpelarnos para sentirnos movilizadas y hermanadas, y también discutir, rebelarnos y apreciarnos. Hay que escuchar a otras para saber qué están diciendo. En algunas asambleas de mujeres trabajadoras ya se discute el aborto, tenemos mujeres dirigentes que se juegan con sus posiciones en todos lados. Yo vengo armando y desarmando en mi cabeza, pero necesito de la interpelación de otras. Yo también milito desde hace mucho tiempo. Pero creo firmemente que tenemos que avanzar en formas nuevas, amplias, representativas, que no nos victimicen sino que nos muestren fuertes y luchadoras. Ninguna mujer es una recién llegada a esta lucha, porque nuestra vida cotidiana es una batalla en todos los espacios.
En el paro de mujeres estamos juntas. Nuestra lucha es política, es revolucionaria y por eso emociona por su alegría hasta las lágrimas.

Celina De la Rosa – Periodista
Agencia de Prensa Alternativa

POR:
Agencia de Prensa Alternativa - 2017-