Basta de mentiras para las tucumanas

24 agosto, 2017

Commentario

comunicados Géneros mujeres
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Desde el colectivo “NI UNA MENOS” integrado por 50 organizaciones alertamos la falta de perspectiva de género que evidencia la constitución de la Mesa Institucional conformada en el marco de la ley 8.991 de “emergencia en violencia contra las mujeres”, por expresar la misma una acción política vacía de contenido y por ende, incapaz de impactar efectivamente en la problemática que se propone intervenir.

La falta de asignación presupuestaria para la ley 8991 -que ya supone una mora de 7 años con la ley 26.485 en la implementación de políticas públicas destinadas a erradicar la violencia que sufrimos las mujeres- indica un completo desinterés estatal en dotar de recursos genuinos esta acción política lo que le quita operatividad real.

La conformación de la Mesa sin la transversalidad que obligatoriamente exigen las políticas públicas de género demuestra la ausencia de competencias técnicas en los/as responsables del diseño institucional. Nótese que Áreas estratégicas como Educación o Salud se mantienen al margen cuando su presencia es central para favorecer tareas de prevención que demanda la desarticulación de patrones culturales de desigualdad que sostienen las violencias cotidiana que sufrimos las mujeres.

Al mismo tiempo advertimos que al designar a los participantes del Poder Judicial se visibiliza una respuesta institucional sesgada hacia la violencia doméstica, en tanto, la misma sólo está conformada por Magistradas de los Juzgados de Familia. Reclamamos que la obligación de investigar con debida diligencia todas las violencias debe convocar a Magistrados del Ministerio Público e incluso de otros fueros, ya que la ley 26.485 obliga a erradicar todas las violencias que sufren las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.

La ausencia de los varones del Estado en esta Mesa denota una identificación de la violencia como una problemática estrictamente “de mujeres” y desconoce abiertamente su carácter social, político y cultural, circunstancia que devalúa la potencialidad de impacto y la sustentabilidad de la acción política.

La desaparición de Daiana, Milagros y Mariana; la muerte violenta de Ayelén; los femicidios que se incrementan; las “injusticias” de Belén y Celeste; nuestras niñas madres; las maltratadas en Hospitales, las acosadas en sus trabajos y toda mujer tucumana que vive en situación de violencia EXIGE UN ESTADO QUE DEJE DE PONER PARCHES Y SE HAGA CARGO URGENTEMENTE DE CUMPLIR CON EL COMPROMISO INTERNACIONAL DE GARANTIZAR EL DERECHO HUMANO A VIVIR UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIAS PARA TODAS

PRESUPUESTO PARA EL ABORDAJE INTEGRAL.
EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL EN LAS ESCUELAS.
ADHESIÓN A LA LEY DE SALUD SEXUAL Y PROCREACIÓN RESPONSABLE.

NI UNA MENOS TUCUMAN
EL ESTADO ES RESPONSABLE

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-