Bronca y dolor: asesinaron a una mujer trans

13 agosto, 2017

Commentario

Géneros Tucumán
Share on Facebook625Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

El cuerpo de Ayelén Gómez fue hallado sin vida en el club Tucumán Lawn Tennis. Presentaba signos de violencia. Hace cinco años había denunciado que dos policías la habían secuestrado y abusado de ella.

Ayelén Gómez tenía 24 años cuando en abril de 2012 dos policías la detuvieron en las calles Lamadrid y Chacabuco, cuando bajaba de un taxi. Era las 4:30 de la mañana y ella le había pedido al taxista que la espere un momento. Los oficiales lxs detuvieron sin ninguna justificación y lxs llevaron a la comisaría 2º. Lxs encerraron en una celda de 1×2 metros con tachos de orina. Al taxista lo desnudaron y le quitaron la billetera. Ayelén fue abusada por dos policías.

Su caso circuló por los medios, y su identidad de género fue vulnerada de diferentes maneras. Las amenazas comenzaron a llegar y Ayelén tuvo que irse de la provincia. En Buenos Aires empezó a estudiar en el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis y logró terminar el primer año. Y aunque allá encontró contención por parte de sus compañerxs y profesorxs, extrañaba Tucumán. Acá, con la apertura del CeTrans (Centro Educativo Trans de Puertas Abiertas), podría retomar sus estudios y estar cerca de su mamá Lili. Por esta razón, Ayelén volvió a Tucumán a principios de 2017.

El sábado 12 de agosto a las 13:30, Ayelén fue encontrada asesinada debajo de la tribuna sur del club Tucumán Lawn Tennis, en el parque 9 de Julio. Tenía 31 años. Estaba desnuda y tenía signos de violencia. El parte policial detalla que Ayelén habría estado residiendo en Ranchillos, en la localidad de El Cardenal, junto a su mamá Liliana, y que Ayelén había salido de su casa el jueves 10 de agosto cerca de las 16:30 con destino a la casa de una mujer llamada Marcela.

El parte también señala que Ayelén “tenía problemas con una tal LUISA, que sería otra travesti”. En ningún momento menciona la denuncia que Ayelén había realizado en 2012 por el abuso que había sufrido por parte de dos policías. De hecho, aunque reconocen su identidad travesti, el documento policial nunca nombra a Ayelén, sino que para referirse a ella usan el nombre que figura en su DNI, en claro incumplimiento de la Ley 26.743 de Identidad de Género que sostiene que “deberá respetarse la identidad de género adoptada por las personas, en especial por niñas, niños y adolescentes, que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad. A su solo requerimiento, el nombre de pila adoptado deberá ser utilizado para la citación, registro, legajo, llamado y cualquier otra gestión o servicio, tanto en los ámbitos públicos como privados”.

Esta no es la única forma en la que la Policía de Tucumán menciona a Ayelén. También hacen referencia a ella usando la expresión “un travesti muerto”. Los medios de comunicación hegemónicos también colaboraron para desestimar el travesticidio. Al difundir que se había encontrado el cuerpo de una persona en el predio del club (en la primera versión de la nota no se mencionaba que se trataba de una mujer trans), La Gaceta destacó que en ese lugar se jugaría un partido que era importante para el Lawn Tennis ya que si le ganaban al plantel contrario “se habría asegurado la clasificación a los play off del regional de rugby”. Posteriormente, corrigieron ese párrafo luego de las críticas al tratamiento periodístico del caso.

#BastaDeTravesticidios

El pasado 28 de junio se llevó a cabo en Buenos Aires una marcha bajo la consigna #BastaDeTravesticidios. De esta manera, se buscaba visibilizar los crímenes de odio contra las personas trans y recordar a las víctimas que son barridas bajo la alfombra luego de ser manchadas por el amarillismo del prime time.

“La violencia hacia el colectivo travesti/trans se recrudeció y aumentó de manera considerable en los últimos meses. Para nosotrxs, esto no es casual y por eso venimos denunciando un plan sistemático de estigmatización, persecución y represión de las personas travestis y trans por parte del gobierno argentino”, explicó el activista Sasha Sacayán a la Agencia Presentes.

2017 comenzó con las muertes de Angie Velásquez y Pamela Macedo Panduro, que fueron abandonadas en la Unidad Penitenciaria de Florencio Varela para morir en condiciones humillantes y sin poder acceder a tiempo al tratamiento médico que les podría haber salvado la vida. Pamela Tabares, uno de los casos más recientes de travesticidio, fue asesinada el 26 de julio pasado en Rosario y su cuerpo fue encontrado en condiciones similares a las de Ayelén.

Un caso que también resuena ante el travesticidio de Ayelén es el de Celeste, una joven trans tucumana que en 2013 fue detenida de forma ilegal y trasladada a la Comisaría 4º, donde fue abusada por policías y por presos que se hallaban detenidos en el lugar. Además, durante tres días la obligaron a limpiar el recinto policial mientras la insultaban. Celeste logró escapar y realizar la denuncia, pero las amenazas nunca pararon. Tres años después, se llevó a cabo un juicio oral en el cual ninguno de los siete policías acusados fue condenado por abuso.

En un parte de prensa conjunto, el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis y el CeTrans expresaron su repudio ante el travesticidio de Ayelén, y sostuvieron que a las mujeres trans “las vuelven a matar con las actas policiales y en los noticieros y en los diarios, notas redactadas en masculino, esto también debe tener condena. Tantos avances que solo quedan impresos en hojas secas pero que en la práctica real hay tan poca decisión del estado, que ya conocemos el desenlace de esta historia.  Lo único que buscará será justificar su asesinato, poner excusas, esquivar responsabilidades, minimizar y desviar sus causas. ESTO ES PARTE DEL TRAVESTICIDIO SOCIAL Y ESTATAL, UNA INGENIERIA EN MARCHA. Necesitamos una LEY DE EMERGENCIA QUE ENTIENDA y TENGA REAL PERSPECTIVA DE GÉNERO Y DIGA BASTA”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-