Cano y Robledo culpan al gobierno provincial por el retraso en la construcción del club de Los Vázquez

26 julio, 2017

Commentario

Territorial
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

 

José Cano y Pedro Robledo pasaron sin pena ni gloria por el barrio Los Vázquez. El precandidato a Diputado y el Subsecretario de Juventud de la Nación, ambos de Cambiemos, se desligaron de responsabilidades y no ofrecieron respuestas concretas a los vecinos. A casi tres semanas de las PASO, el enfrentamiento entre los gobiernos nacional, provincial y municipal se recrudece. Los vecinos, una vez más, son el señuelo de una disputa de egos políticos.

“La laguna cambió de color. Estaba marrón y ahora se puso verde”, nos dice Carlos Díaz. Detrás de su casa, en el barrio Los Vázquez, él y sus vecinos conviven con el olor nauseabundo que destila una pequeña laguna de agua podrida. Mientras charlamos, cinco niños bajan a la orilla y juegan a tirar piedras en el agua pestilente.

Pasadas las 16 llegaron al barrio José Cano, precandidato a Diputado por Cambiemos, y Pedro Robledo, Subsecretario de Juventud de la Nación. La visita duró un poco más de media hora y dejó sabor a nada. Los vecinos esperaban respuestas concretas con respecto a dos temas puntuales: la laguna de agua podrida y la construcción de un club barrial y espacio recreativo. Respecto a este último, Robledo afirmó que la construcción del club no puede ponerse en marcha debido a una deuda del gobierno provincial de casi 130 millones de pesos.

Por otro lado, el funcionario sostuvo que para la construcción resulta indispensable que la provincia le ceda el terreno al municipio. De acuerdo al proyecto elaborado conjuntamente entre vecinos y profesionales de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNT, la construcción del club y la cancha demandaría una inversión aproximada de 6 millones de pesos. En diálogo con Apa!, Robledo sostuvo que el problema se debe a una disputa política entre el gobierno provincial y la gestión municipal, en manos de Cambiemos: “estamos hartos del gobierno de la provincia. El problema es que la gobernación adeuda más de 130 millones de pesos con el ministerio de desarrollo social que nunca rindió cuentas, por lo tanto, no podemos hacer la transferencia de fondos al gobierno de la provincia. Tampoco la provincia le cede el terreno al municipio para que nosotros podamos hacer la obra. Los vecinos quedan rehenes de una pelea política estúpida sin sentido”, fustigó.

Cano y Robledo ofrecieron a los vecinos dos soluciones alternativas para destrabar el conflicto: solicitar que el gobierno provincial transfiera los fondos a la Universidad Nacional de Tucumán o conformar un centro vecinal, tramitar personería jurídica y solicitar, a través de la Legislatura, que se transfiera el terreno al barrio. “La provincia no le va a ceder el terreno a la Municipalidad, no soñemos porque eso no va a pasar. No se me ocurre otra solución”, dijo Cano ante la mirada desconcertante de los vecinos.

Con respecto a la laguna, Robledo se comprometió a coordinar una visita del Ministro de Medio Ambiente para la semana próxima para comenzar los trabajos de limpieza, una promesa que los vecinos vienen escuchando desde hace más de un año.

Esquivo y sin pretensiones de responder preguntas, Cano abandonó el barrio en una traffic que lo esperaba a la salida de la calle principal. Mientras los gobiernos provincial y municipal juegan a una lucha de egos políticos, los vecinos del barrio siguen viviendo entre basura.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-