“Desmantelar dispositivos en adicciones ante el aumento del consumo es dañar a la población”

7 septiembre, 2017

Commentario

Derechos Humanos
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Trabajadores de la Secretaria de Prevención y Asistencia de las Adicciones denuncian el despido de 22 personas, las cuales se suman a ocho trabajadores despedidos en enero de este año. Se trata de psicólogos, trabajadores sociales, profesores de educación física, profesores de arte, entre otros profesionales, cuya tarea consistía en el acompañamiento de los procesos de Cocinas Comunitarias, Centros Vecinales y programas de prevención en barrios.

A esto se suma que el único equipo de abordaje territorial destinado a la asistencia de la problemática, pasó de contar con 10 profesionales, a sólo 3. “Actualmente nos encontramos con 3 personas trabajando para hacernos cargo de la asistencia en cinco barrios”, detalló el psicólogo Emilio Mustafá.

“Se hace imposible cumplir la tarea, sin el respaldo y a diez meses sin perspectiva de nada de parte de las autoridades, lamentablemente dejamos a 31 chicos sin seguimiento ni tratamiento”, expresó Mustafá. Además alertó que ante esta situación desde el pasado lunes levantaron oficialmente el dispositivo que funcionaba en el barrio Los Vázquez.

Lo mismo podría repetirse en los barrios Helena White, Alejandro Heredia, Villa 9 de Julio, El Manantial, El Palomar, El Colmenar, entre otros. “En la secretaria oficialmente anuncian que se encuentran trabajando en 32 barrios, pero sólo quedaran cumpliendo tareas en 8 lugares, a cargo de pasantes, lo cual es delicado ya que se trata de personas en procesos de formación que no están en condiciones de afrontar el seguimiento y tratamiento de chicos adictos”, explicó Mustafá. “Claro que su trabajo es importante y necesario, pero necesitan estar acompañados por un profesional que los oriente”, agregó.

Para los trabajadores de la Secretaría es claro que esta decisión política va más allá de la precarización laboral o de una ola de despidos. Para ellos “hay una decisión política de no tener una política integral de abordaje en adicciones en los barrios”.

“A un año de la implementación de la Ley de Emergencia en relación a la problemática, no existe ninguna real decisión de abordar el problema, justo a fin de año, momento clave en el que aumenta el consumo, y precisamente en los barrios más vulnerables no habrá quién pueda asistir a los jóvenes adictos”, comentó el profesional.

Hasta el momento no hay obtenido mayores respuestas por parte de las autoridades, salvo promesas incumplidas. Según advierten, el Secretario de Gestión Administrativa del Ministerio de Desarrollo Social, José Gandur, se había comprometido a brindar soluciones a los trabajadores despedidos, pero finalmente expresó que “no hay presupuesto” para afrontar el problema.

“Ante el aumento del consumo, el suicidio, y el abandono de los chicos, sacar equipos territoriales es generar un daño tremendo a la población que sufre la problemática de las adicciones”, concluyó Mustafá.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-