El ingenio Ledesma lleva a juicio a un periodista por cubrir la huelga de sus trabajadores

10 mayo, 2017

Commentario

Derechos Humanos Trabajadores
Share on Facebook71Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

El periodista Miguel Andrés López del diario digital “La Izquierda Diario”, y colaborador de “El Submarino Jujuy Diario”, fue denunciado penalmente por la Administración de la empresa Ledesma, por el delito de “turbación de posesión”, tras participar a través de su cobertura periodística de la huelga que los trabajadores del ingenio llevaron a cabo durante el mes de agosto del 2015. Junto a Miguel se encuentran imputados cinco integrantes del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma (SOEAIL). Ahora la fiscal que entiende en la causa, Silvia del Valle Farral, elevó a juicio la causa.

Entrevistado por Apa! López comentó que en aquel mes de agosto del 2015 “los trabajadores decidieron parar desde las 5 de la mañana, a la hora que comenzaba el nuevo turno, frente al portón de la fábrica para hacer una manifestación pacífica. La medida se enmarcaba dentro del paro activo con movilización y manifestación que habían resuelto. Alrededor da las 6 de la mañana, un grupo de aproximadamente 100 obreros decidieron movilizar hacia los caminos internos del ingenio, hacia el playón que esta frente a la planta de gas, por donde entran los camiones con caña de azúcar y combustible”.

Miguel López cubrió en aquel entonces la huelga que duró 48 horas. Lo llamativo del caso es que fue el único reportero al que denunció la empresa. “Yo me encontraba haciendo una cobertura periodística de la manifestación para ‘La izquierda Diario’. Los días previos yo venía llevando a cabo un seguimiento de los reclamos de los trabajadores, con entrevistas a dirigentes sindicales, obreros, etc”. La lucha de los obreros, específicamente del ingenio Ledesma, es uno de los principales temas de agenda para López. “Es habitual realizar estas coberturas, sabemos que se trata de un proceso en el que luego de las huelgas llega la conciliación obligatoria, es un ida y vuelta que establece la patronal con los obreros y los organismos gremiales, más o menos desde el mes de mayo que inicia la zafra, hasta junio o agosto, período en que arranca el tironeo por las paritarias”, comenta el periodista.

Acompañado y patrocinado por Maia Hirsch, abogada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ce. Pro. D. H.), el pasado jueves 4 de mayo el periodista presentó la oposición a la elevación a juicio de la causa ante la falta de fundamentos, puesto que “la denuncia es falsa porque no hay ninguna prueba del delito que se me imputa, ni a mí ni a los dirigentes sindicales. En los testimonios de quienes realizan la denuncia, la administración del Ledesma manifiesta ‘observo a un individuo ajeno a la empresa llamado Miguel López’, y no dice nada más. El hecho de que me vean en una manifestación legal de trabajadores no está ligado al delito del cual me acusan”, expresa López. Sobre él pesa el delito de “turbación de posesión”, contemplado en el artículo 181 inciso 3 del Código Penal, al igual que sobre los cinco dirigentes sindicales.

La causa abierta por Ledesma en 2015 y ahora el pedido de elevación a juicio por parte de la fiscal Farrel, representan un atropello hacia los derechos humanos, tal cual sostiene López: “En mi caso se trata de un ataque a la libertad de prensa, al derecho de libertad de expresión y pensamiento”, mientras que “en el caso de los trabajadores se trata de un ataque al derecho a huelga, porque se encontraban haciendo un paro activo dentro del lugar de trabajo, medida absolutamente legal”.

Tanto más preocupa el antecedente sobre este caso. En el año 2013 los trabajadores del ingenio realizaron una medida de fuerza similar, llamaron a un paro y luego movilización hasta los caminos internos de la fábrica, donde establecieron un campamento para manifestar pacíficamente frente a la planta de gas. Se trató de un paro de 48 horas, por el cual se abrió una causa contra Rafael Vargas, secretario general del sindicato, quien finalmente fue condenado a trabajo voluntario.

“Ellos (administración Ledesma) buscan amedrentar siempre, y siempre las causas se reactivan para los meses de mayo, junio, agosto. La particularidad que existe ahora es que se renueva la comisión directiva del gremio en el mes de junio, y a la vez también se está iniciado la zafra en todos los ingenios, período en que se comienzan a discutir las paritarias en la región. Entonces ellos quieren comenzar con un paso adelante por sobre los trabajadores, y tienen de su lado a todo el aparato jurídico, legal y gubernamental que los apoya”, advierte López.
Sobre esto último resulta interesante agregar que con el cambio de gobierno en Jujuy, desde el gobierno de Gerardo Morales entró en vigencia un nuevo marco legal, con el Código Contravencional, el cual reemplazó al antiguo código de faltas. A partir de esta nueva medida “han endurecido la regimentación por parte del Estado, la policía y la justicia para movilizaciones o manifestaciones, mediante la figura del ‘tumulto’, la ‘instigación a la violencia’, y la ‘sedición’. Es así que durante el 2016 se iniciaron nuevas causas a los trabajadores, delegados y dirigentes del ingenio.

Respaldo de colegas y organismos de derechos humanos
Respecto a los pasos a seguir, en cuanto a lo legal “tenemos que esperar la respuesta de la fiscalía sobre nuestra oposición a la elevación a juicio, mientras tanto denunciamos el ataque a la libertad de prensa y del derecho a huelga, con el apoyo de la agrupación Periodistas Unidos Autoconvocados de Jujuy (PUAJ), de referentes de organismo de derechos humanos como Inés Peña presidenta de Madres y Familiares de detenidos desaparecidos de Jujuy, de Francisco Jara Sánchez de la Asociación de Presos Políticos de la regional Ledesma, y de otros colegas que prefirieron manifestarse de modo anónimo por el temor a represalias.

Miguel viene cubriendo la lucha de los trabajadores del ingenio desde que se recuperó el gremio en 2011, pero esta no es la primera causa que arman en su contra, ya que en 2013 recibió la primer denuncia. Con esto, Ledesma no sólo ejerció presión contra su profesión como periodista, sino que además le costó su trabajo como docente de artes plásticas.

Contradicción máxima desata tal situación, puesto que resulta irónico que el presidente vitalicio del ingenio Ledesma, Blaquier, se encuentre libre e impune pese a tener varios juicios abiertos por crímenes de Lesa Humanidad, mientras a través de la administración del ingenio inicia procesos judiciales contra dirigentes sindicales y periodistas, tratando de acallar la voz de los trabajadores.
Me gustaMostrar más reaccionesComentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-