El Trucco del 2 x 1

7 mayo, 2017

Commentario

Derechos Humanos
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

El primer militar que solicitó el beneficio en su pena es Carlos Eduardo Trucco. Lo hizo al día siguiente del fallo de la Corte Suprema. Fue condenado como responsable de ilegítimas y delictivas violaciones de domicilio, privaciones de libertad, torturas y homicidios cometidos contra víctimas que vivían en las zonas de de Caspinchango, Santa Lucía y Nueva Baviera. Su abogado defensor es Facundo Maggio, elegido por Manzur para ser juez penal.

“Era comerciante en Caspinchango (Monteros) cuando llegaron los militares. El Teniente primero Jandula, Saravia y Díaz, se asentaron en los talleres de ahí, y al otro día me rodearon el almacén y rompieron todo porque decían que les dabamos comida a los guerrilleros. Lo único que encontraron fue una pistola de mi papá. En esos operativos estaba el Teniente Trucco quien le sacaba la mercadería porque decía que no tenían víveres y nunca les devolvieron”.
Juan Carlos Dip fue uno de los testigos que permitieron condenar a 14 años a Carlos Eduardo Trucco, Teniente Primero que estuvo en el Regimiento de Infantería 19 de Tucumán – bautizado como Verdina- entre 1974 y 1977, con intervalos de ausencia. Estuvo durante el Operativo Independencia y luego cuando fue el golpe de Estado contra Isabel Martínez de Perón.
El fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que aplicó el cómputo del 2×1 en el caso del represor Luis Muiña, comenzó a tener repercusiones en Tucumán. El primer abogado que solicitó un beneficio similar para su defendido fue Facundo Maggio, elegido por el gobernador Juan Manzur (Frente para la Victoria) para ser juez penal de instrucción. El represor es Trucco, quién no esperó ni 24 horas luego del fallo para realizar la presentación.

Trucco fue detenido el 30 de septiembre del 2010. En caso de que se tome el precedente de la corte del 2×1 y se haga lugar al pedido de su defensa, quedaría libre en septiembre de este año. El represor cumple su sentencia en prisión domiciliaria desde el año pasado, cuando el TOF accedió al pedido de sus defensores. Fue incluido en el programa de asistencia de personas bajo el sistema de vigilancia electrónica. La decisión fue apelada por el Fiscal Federal a cargo de la Unidad de Derechos Humanos, Pablo Camuña. Ahora solicitó un nuevo beneficio por parte de la Justicia, a pesar de los numerosos cargos por los que fue declarado culpable.
El ex militar integró los grupos de tareas que representaban al Ejército en operaciones, tenía bajo su responsabilidad los domicilios, la libertad, la integridad física y la vida de los habitantes de las zonas comprendidas entre los ríos Caspinchango, río de los Sosa, Ruta 38 y las Sierras, al sur de Tucumán. El Comando Táctico del Regimiento 19 funcionaba en la Base del Ingenio Nueva Baviera que operó como un Centro Clandestino de Detención (CCD).
El Tribunal Oral Federal (Tof) de Tucumán lo condenó a 14 años de prisión por encontrarlo “responsable de las ilegítimas y delictivas violaciones de domicilio, privaciones de libertad, torturas y homicidios cometidos contra víctimas que vivían en esa zona”. Fue parte necesaria, según el fallo, del aparato organizado de poder en que se convirtió el Ejército a través de un plan sistemático y generalizado de exterminio de una parte de la población civil por sus ideas políticas.
.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-