En Los Vázquez aún esperan que Yedlin erradique una laguna de agua estancada

17 mayo, 2017

Commentario

Derechos Humanos
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

El secretario general de la Gobernación había prometido vaciarla y transformarla en una plaza para los niños del barrio.

Es difícil la infancia en Los Vázquez, un barrio a la vera de la autopista, cerca del Mercofrut. Una diversión es tirar piedras para hacer sapitos en una laguna pestilente, podrida y repugnante. En invierno se torna verdosa, en verano rojiza. Cuatro niños juegan a pegarle con una piedra a una garrafa flotando al garete entre la inmundicia. Tres están descalzos. Matías le atinó. Así comenzó la entrevista a Carlos Díaz, que vive justo enfrente.

En los márgenes de la barriada, la laguna de agua verde contamina y enferma a los vecinos desde hace años. Díaz recuerda que Pablo Yedlin, secretario general de la Gobernación, prometió erradicarla y rellenar el lugar para hacer una plaza.

“Una semana estuvieron los camiones, sacaron dos caminadas de agua y no trabajaron más. Tampoco trajeron los calzados y ropas prometidos a los niños y adolescentes del barrio”, contó.

La laguna le provocó piodermitis (una lesión de la piel infecciosa que genera la formación de pus y costras) a su madre, que tiene la casa pegada a la laguna. “La mayoría de los chicos también tuvieron la enfermedad”, detalló Carlos. El trailer sanitario apareció una vez en el año por el barrio y no regresó más. El dispensario de salud más cercano está a dos kilómetros.

“Todo el tiempo nos discriminan. Nos tratan de ‘negros de mierda’ y piensan que porque vivís en una villa tenés menos derechos. Queremos tener una vida saludable”, cerró.

Díaz forma parte de un grupo de recuperación de adicciones de la Secretaria de Adicciones de la provincia. Ellos tomaron la iniciativa de crear un club deportivo, social y de salud en el barrio. Hasta ahora delimitaron una cancha de futbol e instalaron ellos mismos juegos de plaza. Hace unos meses se sumó esa diversión a la de hacer sapitos en la laguna.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *