“Esta sentencia imparte doblemente justicia: para Belén y para todas las mujeres”

28 marzo, 2017

Commentario

Géneros

El Tribunal Supremo de Justicia de Tucumán tuvo en cuenta tres puntos centrales para definir la absolución de la joven: la violación del secreto profesional, la clara situación de indefensión de Belén y que la que la condenó valoró en su perjuicio prueba confusa, ambigua y contradictoria.

 

La Corte Suprema de Justicia de Tucumán declaró inocente a Belén por unanimidad. La joven había sido detenida en 2014 tras haber sufrido un aborto espontáneo en el hospital y ser denunciada por sus médicos violando su derecho a la confidencialidad medico paciente. Estuvo presa por más 2 años. Casi 900 días.

Luego de una investigación plagada de irregularidades, la Sala III de la Cámara Penal la condenó a ocho años de prisión por homicidio agravado por el vinculo a pesar de que no había pruebas del lugar y las circunstancias donde se encontró un feto. Tampoco se pudo constatar el vínculo porque no existió examen de ADN y la autopsia tenía graves incongruencias. El movimiento de mujeres y feminista se puso de pie tras conocer este caso. En agosto de 2016, fue liberada.

Desde la Fundación Mujeres por Mujeres y Católicas por el Derecho a Decidir celebraron que la decisión de la Corte Suprema de absolver a Belén por falta de fundamentos en la sentencia. Abogadas de estas organizaciones llevaron adelante la defensa de Belén.

Si bien el fallo es unánime en cuanto a la absolución, cada uno de los magistrados dio sus fundamentos. Los puntos principales de la decisión se basan en:

Se verificó la violación del secreto profesional tanto en la atención gineco – obstétrica, obligatorio cuando una mujer atraviesa un aborto, como en el ámbito tribunalicio. Lo cual fue la fuente de muchas violencias institucionales que supusieron la violación de derechos de Belén. Como manifiesta en el expediente el personal médico que asistió Belén aportó datos esenciales para su imputación. A estos datos no podrían haber accedido la policía sin la revelación del personal asistencial.

Se verificó que Belén se encontraba en una clara situación de indefensión. La Sala III de la Cámara Penal, conformada por los jueces Dante Ibañez, Néstor Macorito y Fabián Fradejas, no le aseguró las garantías del debido proceso ni de la defensa en juicio. El tribunal se valió de las deficiencias de la Defensa Oficial para apuntalar la condena.

La Sala III valoró en perjuicio de Belén prueba confusa, ambigua y contradictoria y permitió que pruebas obtenidas ilegalmente fueran incorporadas a la causa.

Las abogadas Soledad Deza, Luciana Gramaglio y Noelia Aisama consideraron que “esta sentencia imparte doblemente justicia: para Belén en cuanto al caso concreto y para todas las mujeres ya que desde la marcha del 8 de marzo los sectores fundamentalistas, principalmente católicos, están protagonizando una avanzada en contra de los derechos de las mujeres. Esto pone en el tapete que las mujeres que sufren un evento obstetrico adverso, como es un aborto, tienen derecho a recibir una atención atravesada por los derechos humanos y a acceder a la justicia, sin una defensa que las condene, sin magistrados que la criminalicen y sentencien moralmente”.

Belén es una joven tucumana que llegó en la madrugada del 21 de marzo del 2014 a la guardia del Hospital Avellaneda por fuertes dolores abdominales. Ingreso a las 3.50. Fue atendida por una residente de la guardia, “me inyectó un calmante. No me revisó. De ahí me fui al baño. No tardé media hora como dicen. Fui y volví en 5 minutos. Me pusieron suero. Me acosté en una camilla. Tenía frío. Me dan una frazadita. A eso de las 6.30 me levanto. Creo que me hice pis, le dije a mi mamá. Estaba con sangre. Me llevan a la sala de parto. Me dice el doctor Martín que me quede tranquila, que estaba teniendo un aborto espontáneo. Y cuando me desperté estaba rodeada de policías” relataba a Página 12 la joven desde la cárcel.

Hoy, después de tres años de su detención, finalmente la Corte Suprema de Justicia de Tucumán resolvió: “ABSOLVER A ‘BELEN’ (…) POR EL DELITO DE HOMICIDIO AGRAVADO POR EL VINCULO MEDIANDO CIRCUNTACIAS EXTRAORDINARIAS DE ATENUACIÓN”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-