GREMIOS TUCUMANOS SE SUMAN AL PARO DE MUJERES DEL 8 DE MARZO

16 febrero, 2017

Commentario

Géneros
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Avanzan las respuestas a reclamos políticos que plantea el movimiento de mujeres y feministas para el paro del 8 de marzo.  A partir de las convocatorias del Colectivo #NiUnaMenos en diferentes provincias, con una participación heterogénea y amplia, se adhieren sindicatos a la jornada de paro y movilización del #8M. Dirigentes tucumanas cuentan su visión y la envergadura que toman las demandas que nos unen como mujeres.

Siete gremios de Tucumán han confirmado su adhesión a la jornada del 8M: Sadop, Adiunt, APT, Sitraju, Sindicato de Municipales de Aguilares, Apunt, Ate y  UATRE seccional Alberdi. Aunque les resta definir la modalidad, su decisión puede ser un impulso para que otros sindicatos adopten una medida similar. El histórico paro internacional de mujeres promete movilizar a miles y avanzar, así, en la conquista de derechos.

Silvina Yane, Prosecretaria de tesorería y organización del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) de Tucumán, expresó que la decisión de participar de las convocatorias del Colectivo #NiUnaMenos se debe a que se trata de “un gremio donde la mayoría son mujeres y donde tienen un papel protagónico. Como mujeres trabajadoras es necesario una protesta para defender nuestros  derechos”.

Marieta Urueña Russo, Secretaria General del Sindicato de los Trabajadores Judiciales (Sitraju) Regional 11, consideró que por algunas de las demandas que se expresan en la convocatoria #NiUnaMenos sienten que deben ser parte de manera necesaria. “La cuestión de género, en general, es uno de los ejes sobre los que decidimos trabajar desde un primer momento. Porque las modificaciones tienen que darse dentro de la justicia. El sector al que nosotras pertenecemos es absolutamente patriarcal, en su visión, en su forma de actuar. Nosotras como trabajadoras, y también como ciudadanas, percibimos esto cuando vemos desde donde se para el poder judicial al resolver conflictos”. Esta seccional de Sitraju ya participó de otras coordinaciones multisectoriales como la Mesa por la Libertad para Belén.

IMG_4931.jpg

Desde la Comisión de género de la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Tucumán (Adiunt), se reconocen como parte del inmenso movimiento de mujeres trabajadoras argentinas por lo cual platean que “este 8 de marzo, y ante la convocatoria internacional a un paro de mujeres, Adiunt se adhiere y llama a todos los sindicatos y a toda la población a que se sumen,  porque así lo requiere la lucha contra la violencia de género y ña lucha por todos los reclamos postergados de las mujeres trabajadoras, en especial en el ámbito universitario, donde el acoso laboral y sexual afecta a muchas Trabajadoras docentes y no docentes, y estudiantes”.

Una de las apuestas que realiza el movimiento de mujeres es hacer sentir huelgas en diferentes modalidades en cada lugar de trabajo. Por eso, Alejandra Teseira de la Asociación de Trabajadores Estatales (Ate) Tucumán manifestó que una de las modalidades posibles para garantizar el paro en su sector será impulsar asambleas en las diferentes seccionales para así obtener cobertura gremial. Esta forma de protesta ya fue aplicada durante el paro de mujeres de octubre de 2016.

El paro surgió como una nueva forma de expresión de mujeres y feministas. L a docentes universitarias  consideran que estos se resumen en “ningún despido, abajo el ajuste, por la extensión de licencias por maternidad y por violencia de género, jardines y guardería infantiles en los lugares de trabajos, por la igualdad salarial. Hacemos responsable al Estado por ser el primer responsable de la violencia que se impone sobre nosotras”.

El paro internacional convocado en el marco del Día de la Mujer Trabajadora desprendió un racimo de reivindicaciones por los derechos de las mujeres, en la vida, la economía, en el ámbito laboral, en su salud, sexualidad e identidad. Ha tomado repercusiones internacionales por las luchas feministas que vienen recorriendo Argentina, Perú, México, El Salvador, Polonia, Estados Unidos, etc.  en un contexto de políticas neoliberales y de ajuste las desigualdades de género se profundizan y muestran sus consecuencias más crudas con violencia.

La necesidad de paro de mujeres comprende diversos aspectos que se marcan “por un lado, por el derecho que tenemos de vivir libres de violencias. A ello se suma la necesidad de reclamar igualdad en el plano laboral, igualdad que aún no podemos decir que existe en oportunidades, en trato. La necesidad de modificaciónde las leyes laborales, que contemplen un plan integral para asistir la violencia de género en los lugares de trabajo.  Y, por último, porque cuando se hacen paros generales las reivindicaciones propias de las mujeres son invisibilizadas, y sabemos que las políticas de ajuste recaen más fuerte sobre las mujeres” expresó la representante gremial de judiciales.

Una garantía para el éxito de la protesta que se prepara es la cobertura gremial. Las centrales de trabajadores fueron interpeladas a nivel nacional y local para el paro de mujeres. Silvina Yane, de Sadop, consideró que las centrales deben apoyar el paro de mujeres. En sintonía se definieron desde la comisión de género de Adiunt, que plantearon que “es una obligación de los sectores sindicales apoyar la lucha de las mujeres ya que los gremios deben resguardar a sus afiliados y hacer respetar sus derechos. Siendo las mujeres un sector importante del conjunto de los trabajadores y de la sociedad, todavía el conjunto de sus derechos no han sido reconocidos en pleno siglo XXI”.

En conclusión, “en cuanto al rol de las centrales obreras, creo que tienen que ser participantes activas de este paro nacional, e ir realizando el trabajo necesario dentro de los distintos sindicatos que las conforman, para que este paro se haga sentir en todo el país. Sitraju forma parte de la Corriente Federal de Trabajadores (CGT), y nos encontramos trabajando en todas las provincias para que todos nuestros sindicatos adhieran al paro y movilicen ese día” definió Marieta Urueña Russo.

Una nueva reunión preparatoria para la jornada de protesta se realizará este miércoles 15 de febrero en la Asociación de Prensa de Tucumán, Junín 775, a las 19:30.

Argentina va parar

Desde las centrales obreras se han venido manifestando a favor de garantizar la medida del #8MParo. La CTA de los Argentinos lo hizo a través de su Secretaria de género, Estela Diaz, en Página 12: “Desde la CTA venimos conversando, incluso con sindicatos a nivel internacional, de qué manera llevar a cabo esta medida de fuerza. Creemos que es una oportunidad propicia dentro del sindicalismo. Nosotros adherimos al paro del 19 de octubre y creemos que hay que darle modalidades múltiples al próximo 8 de marzo. Hay que favorecer modalidades que ayuden a que las compañeras participen”.

Luego se sumó el apoyo de la CGT. Pablo Moyano declaró en la radio online Futurock que la Confederación General de Trabajadores va a dar cobertura gremial para el paro del 8 de marzo. En esa misma línea, el secretario general de la CGT unificada, Juan Schmid dijo: “La CGT apoya el paro convocado por las mujeres y el 7/3 será trampolín para el #8M”. Y  Sergio Palazzo, Secretario General Asociación Bancaria, en diálogo con Futurock declaró: “Vamos a dar cobertura gremial a las compañeras bancarias”.

Por su parte, la Central de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) hizo lo propio a través de Rafael Klejzer, integrante de la Mesa Ejecutiva Nacional: “La CTEP apoya el paro del 8/3 porque las mujeres de la economía popular son las que más sufren el ajuste. ¡Vamos por sus derechos!”.

El 9 de febrero se realizó el Plenario de Secretarios Generales de CTERA, encabezado por Sonia Alesso, Secretaria General, donde resolvieron acompañar y participar del paro nacional de mujeres del 8 de marzo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-