Hasta la última mujer del Impenetrable participó en el 32° ENM

18 octubre, 2017

Commentario

Géneros Tucumán
Share on Facebook23Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

La bandera de “Mujeres del Impenetrable” encabezó esta vez la marcha del 32° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM). Por primera vez participaron 1.500 mujeres pertenecientes a los pueblos indígenas Qom, Wichí y Mocoy que se unieron para debatir en un único taller. Paraje por paraje, mujer por mujer fueron convocadas hasta la última mujer del impenetrable, según anunciaron desde la Comisión Organizadora, “acá la tenemos a Sara con sus hermanas, Sara es la última mujer del impenetrable, su casa se encuentra en el límite de Chaco, Salta y Formosa”.

El 32° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) que se desarrolló entre el 14 y el 16 de octubre en la ciudad de Resistencia, contó por primera vez con la participación de 1.500 mujeres pertenecientes a los pueblos indígenas Qom, Wichí y Mocoy.
Elizabet González, del pueblo indígena Qom hizo hincapié en el orgullo que le generó que puedan participar sus hermanas originarias “Hoy alzamos la voz por nuestras mujeres indígenas en representación de niñas y ancianas, que por primera vez están hoy en el encuentro que es del gran impenetrable”.
Elizabet recalcó la grave situación por la que pasan los pueblos del interior de Chaco con respecto al acceso a la salud. “En este evento podemos denunciar los avasallamientos de nuestros derechos que tenemos como pueblos indígenas, en especial en el tema de la salud. Hoy muchas hermanas mujeres que tendrían que estar aquí, están en el Gran Hospital Perrando sufriendo aberraciones, porque no tienen la atención que se le debe dar a un ser humano”, relató a viva voz y con los ojos llenos de lágrimas.
De este modo, se refirió a que el acceso a la salud no es para cualquier persona en Argentina a pesar de que las leyes dicen lo contrario. Destacó la dificultad de la barrera idiomática y cultural que tienen las mujeres indígenas. “Se complican los cuadros porque permanecen más de dos meses sin recibir la debida y adecuada atención simplemente por ser indígena. No hay atención”.
Para acceder al único centro de alta complejidad que es el Gran Hospital Perrando de Resistencia, deben desplazarse por lo menos 300 kilómetros desde el interior y es muy complicado por los escasos recursos. “Aunque están plasmados en una constitución y en tratados internacionales, todavía estamos padeciendo la vulneración de nuestros derechos. Por eso gritamos que el 11 de octubre fue el último día de libertad, hoy levantamos la voz para ser partícipes directos de nuestra realidad”.
Paraje por paraje, mujer por mujer fueron convocadas hasta la última mujer del impenetrable, según anunciaron desde la Comisión Organizadora, “acá la tenemos a Sara con sus hermanas, Sara es la última mujer del impenetrable, su casa se encuentra en el límite de Chaco, Salta y Formosa”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-