Hospital Avellaneda: denuncian nuevos ataques contra profesionales que están a favor del aborto legal

31 julio, 2018

Commentario

Belen Géneros

En uno de los sectores de la institución aparecieron carteles con leyendas violentas. A pesar de estos intentos de amedrentamientos, desde la Red de profesionales de la salud por la vida y el aborto legal reiteraron su compromiso con las mujeres y personas gestantes que decidan interrumpir sus embarazos.

Profesionales del Hospital Avellaneda que están a favor de la consagración del aborto como un derecho fueron víctimas de nuevos actos de violencia por parte de sectores autodenominados “Provida”. En el sector del servicio de adicciones del Hospital aparecieron carteles con diferentes leyendas: ‘no maten a los chicos’, ‘no al genocidio de bebés’, ‘no al infanticidio’. ¿Por qué aparecieron allí? Muches profesionales de ese sector firmaron una nota al director del hospital apoyando al equipo que realizó la ILE a una niña de 12 años hace un mes.

En uno de esos carteles aparece la leyenda “memoria, verdad y justicia. Es la apropiación de un lema de los organismos de derechos humanos que lucharon contra el genocidio en nuestro país por sectores históricamente parados en la vereda del frente.

¿Que pasa en el Hospital Avellaneda?
Es el lugar donde Belén fue maltratada y denunciada luego de llegar con un aborto espontáneo. Por eso pasó 29 meses presa. Luego fue absuelta por la Corte Suprema de la provincia que sentenció que fue condenada sin pruebas.
Hace casi un mes, la doctora Fabiana Reina realizó una interrupción legal del embarazo (ILE) a una niña de 12 años con previo consentimiento informado, según marca la ley. Otros profesionales del mismo hospital, la escracharon, dieron a conocer el nombre la paciente e intentaron criminalizarla. La Fiscal Adriana Giannoni fue la co-responsable de la persecución ya que buscó abrir una investigación sobre una práctica legal. Cabe recordar que en su fiscalía tenía carteles de ‘no cuenten conmigo’, lema de los sectores pro aborto clandestino.

Una semana después de esto, las autoridades del hospital Avellaneda y algunos profesionales convocaron a un pañuelazo en “defensa de la vida”, reiterando su posición de “objetores de conciencia” respecto a las ILE. O sea, contra las leyes vigentes que permiten esto. Desde el Facebook del mismo Hospital se convocó a la actividad, le abrieron la puerta al bebé de plástico Merceditas para acompañar la manifestación y la movida contó así con todo el apoyo institucional.

“Nos dan vergüenzas esas personas porque no son objetores de conciencia sino obstaculizadores de la ley e incurren en ilegalidad”, denunció Cecilia Ousset, médica tocoginecóloga y una de las integrantes de la red de profesionales de la salud por la vida y el aborto legal que aglutina a más de 250 médicxs, psicólogxs, enfermerxs, trabajadorxs socialxs, etc.

A pesar de las persecuciones y amedrentamientos, desde la Red, Julia Garat, médica pediatra, reafirmó que “que existen profesionales de la salud de todas las áreas que estamos dispuestas a acompañar a las personas gestantes que han decidido abortar, sin juzgar, informando y sin anteponer nuestras creencias personales, ni religiosas”.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-