La Justicia Federal suspende las tareas periciales en el Ex Arsenal Miguel de Azcuénaga

1 junio, 2017

Commentario

Derechos Humanos
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

El Laboratorio de Investigaciones GIAAT fue notificado sobre la decisión la semana pasada, tres meses después de la fecha en que debería haber comenzado el plan de investigación 2017. Desde la gestión del gobierno anterior, los peritos trabajan sin cobrar y pagan con su plata los equipos.

Peritos del Laboratorio de Investigaciones GIAAT (Grupo Interdisciplinario de Arqueología y Antropología de Tucumán) informaron que la Justicia Federal suspendió momentáneamente todas las tareas periciales en el Centro Clandestino de Detención Tortura y Exterminio (CCDTyE) Arsenal Miguel de Azcuénaga, que funcionó durante la última dictadura cívico-militar.

Así lo anunciaron a familiares de desaparecidos en una reunión convocada para informar sobre el estado actual de las investigaciones en el ex CCDTyE. El encuentro tuvo lugar en la oficia del LIGIAAT, en el Museo de la UNT. La reunión fue por momentos tensa, ya que los familiares de desaparecidos esperaban ansiosos novedades positivas.

“Todo esto trae malestar. La paralización de las investigaciones no es nada grato, se tiene que seguir buscando los cuerpos. Esto fue un operativo muy grande, fue un operativo cívico militar y me parece que no todos están siendo juzgados como corresponde. Para nosotros había que traer a María Estela Martínez de Perón a prestar declaración indagatoria. Yo estuve detenido dos veces en Jefatura de Policía, y mi hermano estuvo seis años detenido” le dijo a APA Rubén Antonio Bustos, uno de los asistentes a la reunión. “El gobierno actual tiene la mentalidad de los gobiernos militares, que saquearon al país. Pero esto no viene de ahora, viene de hace muchos años. Este gobierno le quiere quitar al pueblo sus conquistas sociales”, sentenció.

Hasta el momento, fueron encontradas cinco fosas en el predio del Ex Arsenal. Tres de esas fosas tienen rastros de haber sido removidas, de acuerdo a lo que estipulan los equipos de peritos, durante la última etapa de la dictadura. En otras de las fosas se encontraron 12 cuerpos, de los cuales 11 fueron identificados. Y la última fosa tiene 5 eventos de quema. En ésta no se pudieron realizar identificaciones (con las técnicas de ADN actuales) porque los fragmentos óseos están calcinados y son muy pequeños.

Pedido

Integrantes del LIGIAAT explicaron que el plan de trabajo 2017 se presentó en el mes de octubre de 2016. Es una práctica recurrente del equipo presentar los proyectos con varios meses de anticipación debido a la lentitud con la que el Juzgado Federal analiza y aprueba el proyecto. A esto se suma la falta casi completa de recursos que argumenta el Consejo de la Magistratura de la Nación, lo dificulta de sobremanera el trabajo del LIGIAAT. Tanto así que, según indicaron, de los 10 meses que planifican las investigaciones cada año (las tareas comenzaban normalmente en febrero) solo hacen trabajo concreto durante casi dos meses. El resto del año las labores se paralizan por diferentes motivos; entre ellos, falta de recursos y de trabajo de desmalezamiento del terreno (tarea que realizaba Vialidad y/o municipalidad de Las Talitas, y que en los últimos años los peritos deben realizarlas para poder continuar con las investigaciones), lo que hace imposible las tareas periciales.

Ante la falta de respuestas con respecto al proyecto de trabajo 2017, el equipo del LIGIAAT envió, a fines de abril del corriente año, un pedido de respuesta formal al Juzgado Federal. La respuesta llegó a mediados de mayo, a través de un oficio que comunica que los trabajos en el Ex Arsenal se encuentran “suspendidos momentáneamente” (textual del oficio recibido). Esta respuesta del Juzgado es el corolario de una larga serie de anomalías burocráticas para habilitar proyectos y recursos que data desde la gestión del kirchnerismo, un gobierno que durante 12 años hizo de la lucha por Memoria, Verdad y Justicia su principal bandera.

Esta decisión del Juzgado Federal implica que momentáneamente quedan suspendidas todas las actividades, debido a que el plan de trabajo 2017 todavía no fue aprobado.

Metodología

Actualmente, la metodología de trabajo utilizada por el equipo de peritos para las excavaciones es la prospección subsuperficial con motobarreno. Según explicaron, es la herramienta más eficaz para los trabajos de excavación y la que aventaja a otras en muchos aspectos: es más precisa, altera en menor proporción el terreno, es más fácil de usar (requiere la manipulación de dos personas), mucho más rápida y, sobre todo, su valor es considerablemente más bajo que cualquiera de las otras herramientas que se utilizan para el mismo trabajo.  El motobarreno, explicaron los peritos, es un equipo que tiene un valor de 6 mil pesos. Sin embargo, desde el Juzgado no tramitaron la compra del equipo, sino que fueron los propios peritos lo que compraron con su plata la herramienta, que es indispensable para el trabajo en terreno.

La falta de herramientas y presupuesto para equipos no son el único inconveniente al que se enfrentan los peritos del LIGIAAT. Desde la gestión del gobierno de Cristina Fernández arrastran una situación de inestabilidad salarial. Sumado a esto, desde diciembre del año 2015, los sueldos de los peritos comenzaron a fraccionarse en cuotas (inicialmente en dos cuotas, y actualmente en tres).

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-