La memoria no se toca: nada de 2×1 a los genocidas

11 mayo, 2017

Commentario

Derechos Humanos
Featured Video Play Icon
Share on Facebook46Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Miles de tucumanos rechazaron lo que llaman un ‘indulto encubierto’ de la justicia. Se solicitó juicio político a los jueces que avalaron el fallo. Fotos: Leandro Zerda. 

Organismos de Derechos Humanos, organizaciones políticas, gremios y agrupaciones estudiantiles concentraron ayer por la tarde en Plaza Yrigoyen para repudiar el reciente fallo de la Corte suprema de Justicia, que aprobó por mayoría otorgar el beneficio conocido como 2 x 1 para condenados por delitos de lesa humanidad.

El cómputo 2 x 1 – formalmente Ley 24.390 – estuvo vigente en nuestro país entre 1994 y 2001 y fue promulgada en un principio con el fin de reducir la población carcelaria compuesta mayoritariamente por personas con prisión preventiva sin sentencia firme. La ley contemplaba computar doble cada año de prisión de un detenido después de los dos primeros años sin condena.

La semana pasada la Corte Suprema de Justicia de la Nación aprobó por mayoría simple otorgar el beneficio 2 x 1 al represor Luis Miña. Esto desató un amplio repudio a lo largo del país, con masivas movilizaciones unificadas.

En Tucumán, la convocatoria fue en Plaza Yrigoyen. El orden de las organizaciones en la marcha se sorteó con la misma metodología de la multitudinaria marcha del 24 de marzo: se sortearon las organizaciones agrupadas en bloques. Como en la del 24 de marzo, en esta marcha el Partido de los Trabajadores Socialistas, que pertenece al Frente de Izquierda, marcharon al final de la columna en un bloque independiente.  Además, no adhirieron al documento unificado de la convocatoria, como sucedió el 24 de marzo. Por su parte, Movimiento Sur marchó por fuera de la columna, desde calle General Paz. La Unión Cívica Radical se sumó en Plaza Independencia y se apostaron a un costado de la explanada de Casa de Gobierno.

Al llegar a Plaza Independencia se leyó el documento unificado, firmado por organizaciones de todo el arco político provincial. Entre los principales reclamos se destacó el pedido de juicio político para Horacio RosattiCarlos Rosenkrantz y Elena Highton, los jueces que avalaron el polémico fallo. Además, se solicitó a los jueces del Tribunal Oral Federal que no hagan lugar al planteo de 43 genocidas que en los últimos días solicitaron ser beneficiados con el cómputo 2 x 1, entre ellos el Roberto Heriberto Albornoz, un ex policía que estuvo al frente de un centro clandestino de detención que funcionaba en la Jefatura de policías durante el terrorismo de estado.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-