“No hay decisión política de enfrentar el narcotráfico”

26 septiembre, 2017

Commentario

Destacada
Share on Facebook56Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Trabajadores despedidos de la secretaría de Adicciones nuevamente reclamaron frente a la Casa de Gobierno su reincorporación. Desde el Ministerio de Desarrollo Social negaron que haya recorte de personal y vaciamiento en el organismo.

Ana Lucía es fotógrafa, técnica en prevención de adicciones y su territorio era la Bombilla, uno de los barrios populares más azotado de Tucumán por el narcomenudeo. “No hay decisión política de enfrentar el narcotráfico y por ende no hay respuesta concretas hacia eso”, lanzó. Desde enero que trabajaba sin cobrar con la promesa de mejores condiciones laborales. Había formado un grupo de mujeres para abordar la situación de consumo de sus parientes: hijos, hermanos, primos, etc. “No pudimos avanzar, no pude volver al territorio y es un espacio que quedó medio a  la deriva”, contó.

Al mismo tiempo que los trabajadores despedidos de la Secretaría de Adicciones de Tucumán marchaban por las calles céntricas exigiendo su reincorporación, el Ministro de Desarrollo Social Gabriel Yedlin se reunía con supuestos referentes de distintos barrios para “echar por tierra los rumores sobre recortes de personal y vaciamiento en el organismo que circularon totalmente infundados”.

El 28 de agosto, Braulio Fanlo, Director de Asistencia de Adicciones, informó a los equipos territoriales que no había más presupuesto para la secretaría y que por el momento no habría renovación de contratos. Ocho trabajadores venían desde enero con la promesa de pasar a locación de servicio: el expediente aún reposa en el Ministerio de Economía. A otros 22 talleristas que venían con contratos de locación de obras se  les vencieron los contratos. El gobierno provincial ofreció reincorporar a 20. Hasta ahora, solo seis aceptaron el convite con un contrato desde el 15 de septiembre hasta el 15 de enero. Los demás siguen peleando para que vuelvan todos y en mejores condiciones laborales. Mientras tanto, la secretaría incorporó 22 pasantes a través de un convenio con la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) que realizan sus tareas en territorio sin el acompañamiento de técnicos.

“Nos encontramos en los barrios con un auge del consumo total, de muchas sustancias: pastillas, pasta base, etc. El consumo empieza a los 8, 10 años. No hablamos ni siquiera de adolescentes”, dijo Marisa, estudiante de Trabajo Social. Desde noviembre del año pasado, venía trabajando en dos Barrios de la provincia: el Oeste 2 y en el asentamiento Virgen del Valle de Las Talitas.

La situación impactó directamente en el territorio, donde los procesos que venían impulsando los técnicos fueron obturados por la precariedad laboral. “Es una situación injusta que se quite presupuesto de estas políticas públicas, y se ponga en otros lugares que no son tan necesarios y estructurales como lo que pasa en estas familias. Las comunidades están muy preocupadas y por eso recibimos llamadas de referentes barriales apoyando nuestra lucha”, recalcó Marisa.

La movilización de los trabajadores despedidos arrancó en Plaza Urquiza y culminó en Plaza Independencia. Estuvieron acompañados por la Hermandad de los Barrios (un colectivo de 10 barriadas populares que lucha contra las adicciones), Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Partido Obrero, el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas) y la multisectorial Juan Viroche.

En paralelo, “referentes de distintos barrios se reunieron esta tarde con el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, y el secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones, Matías Tolosa,  a fin de llevar tranquilidad a la comunidad sobre el trabajo sostenido del organismo en territorio en prevención de adicciones”, informó la secretaría de Comunicación Pública de Tucumán.

Al respecto, Tolosa destacó: “Explicamos a las organizaciones de los barrios que antes (SIC) los  trascendidos de vaciamiento de la Secretaría, nuestro trabajo diario demuestra lo contrario, que hay un crecimiento; por eso es importante llevar tranquilidad a las comunidades de que el trabajo va a seguir estando  y que el compromiso del organismo es total”.

Cabe destacar que ni Yedlin ni Tolosa recibieron a los 30 trabajadores a los que se les vencieron los contratos a pesar de los numerosos pedidos formales e informales que recibieron.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-