Otro puente en peligro en Tucumán

29 septiembre, 2018

Commentario

Destacada
Share on Facebook20Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Un informe exclusivo de la Agencia de Prensa Alternativa (APA!) muestra cómo la Dirección de Minería no controla la extracción ilegal de áridos en la cercanía del puente situado en la ruta provincial 321 que une Lules con el Bracho. Desde la Dirección de Vialidad Provincial realizaron un proyecto para proteger la obra pero no pueden avanzar por decisión del dueño de los terrenos, el empresario Humberto Gómez que cuenta con la complicidad de Minería. Desde Vialidad advirtieron que la extracción pone en peligro la transitabilidad de la ruta y la estabilidad del puente.

El 20 de septiembre Tucumán volvió a ser noticia nacional. El puente del barrio El Manantial Sur, en San Miguel de Tucumán, se desplomó cuando un camión cargado con ripio pasaba por el lugar. El vehículo circulaba por el puente sobre el Canal Sur, en el cruce de la avenida Colón y la diagonal Lidoro Quintero. El conductor del camión solo sufrió heridas leves. Aunque las explicaciones finales estarán a cargo de un comité de expertos de la Universidad Nacional de Tucumán, el hecho puso en debate la obra pública, la corrupción en el Estado y la pregunta ¿qué pasa con el resto de los puentes de la provincia? La Agencia de Prensa Alternativa (APA!) accedió de manera exclusiva a un informe que indica que de no realizarse obras y terminar con la extracción de áridos a su alrededor, la estabilidad de un puente y la transitibilidad de la ruta corren peligro.

La ruta provincial Nº 321 une la ciudad de Lules con el Bracho. Sobre esta ruta existe un puente que cruza el Rº Sali, de 240 m de longitud, que tiene problemas estructurales. El descenso del lecho del rio está dejando expuesta el cabezal y los pilotes que soportan la superestructura del puente. El descenso del cauce está relacionado con la falta de reposición del material que forma el lecho. Este falta de reposición tiene un factor antrópico, es decir la intervención del hombre, ya que existen canteras que ilegalmente extraen el árido en cercanía del puente carretero. La extracción se hace tanto aguas arriba como aguas abajo del puente en forma intensiva.

Además la extracción de árido y el acopio indebido de los descartes de la actividad, aguas arriba del puente, genera el desplazamiento del rio sobre su margen izquierda. Este desplazamiento perjudica no solo al productor que se encuentra sobre esta margen sino además pone en peligro un bien público como es el terraplén de acceso al puente.

 

Fotografías del 18-02-2017 de las pilas centrales del puente

 

Antes estos hechos la Dirección Provincial de Vialidad intervino y generó un proyecto para proteger la obra de arte. El proyecto era un encauce y limpieza aguas arriba como aguas abajo del puente y la materialización de un diente transversal al cauce para detener la profundización del lecho. El proyecto se ejecutó a medias: por el momento solo se materializo una parte del diente transversal. No se pudo hacer las tareas de reencauce del rio porque una parte del rio Salí es de propiedad privada y el propietario es el mismo que extrae áridos aguas arriba del puente.

El terreno tiene un padrón numero 773485 cuyo titular es Gomez, Humberto David es el dueño del terreno y su extracción perjudica la infraestructura pública existente. Gómez es un importante y extravagante empresario de Tucumán.

El 23 de Junio de 2017 el Director de Minería cita, en el expediente 4495/326/D/17, que Minería no autorizó a la extracción de áridos aguas arriba del puente de la RPNº 321, y hace mención al decreto Nº 2050/3 (CIM) – 1988 – Titulo I, inc. 7, que dice expresamente que no se puede hacer explotación a una distancia menor a 500 m aguas arriba como aguas abajo de la obra de arte. Y a continuación, en el mismo expediente, expresa que no hay canteras de áridos emplazadas en ese tramo del cauce del Rio Salí. Desconoce así lo que viene sucediendo.

La realidad es que además de extraerse áridos, en la zona próxima al puente a una distancia menor a 500 m, parte del descarte del grillado se coloca estratégicamente para alejar el cauce del rio Salí hacia la barranca izquierda, así se facilitan los trabajos de extracción. Ello lleva a que el flujo erosione la barranca de margen izquierda y el agua entre muy sesgado al puente. A continuación se muestra una imagen aérea donde se marcó en rojo el límite de 500 m, que fija el decreto como zona prohibitiva de explotación, y la zona donde se acopió el material.

 

Zona de extracción de áridos
  • Fotografía aérea de la RPNº 321 obtenida por la DPV en el año 2017.

 

La explotación se da dentro de esta zona marcada en rojo. Como ejemplo de ello se adjunta una fotografía más actualizada, fechada en Marzo de 2018, donde se puede observar el puente, el Rio Salí, un camión, la retroexcavadora metida directamente en el rio sacando material, una grilla y el material de acopio que muestra la prolifera actividad que tiene la cantera que no posee autorización alguna.

Las instituciones del Estado deberían exigir la detención de las extracciones de áridos, en cercanía del puente. El organismo que debe velar por la ejecución de la política minera y geológica de la Provincia, es la Dirección de Minería y debe velar por lo público  más allá que el responsable de la explotación sea propietario de parte del cauce del rio más importante de la provincia. Básicamente por dos motivos, el primero por que esta fuera de la ley y el segundo porque la extracción pone en peligro la transitabilidad de la ruta y la estabilidad de la obra de arte.

2- Fotografía de 2018, tomada con un dron, donde se ve los equipos que trabajan en la explotación de la cantera.

 

En el transcurso de un año el rio erosionó la barranca izquierda en una longitud de 40 m. A continuación se muestra una comparativa de 2 vuelos, uno realizado en el 2017 y el otro 2018 donde se ve el movimiento de la barranca. Esta situación puede seguir empeorando llegando al punto de cortar el terraplén de la ruta si no se hacen trabajos de estabilización.


¿Cómo es posible que el terreno de un particular abarque parte del rio Sali? ¿Por qué se permite a un particular la extracción cuando la Dirección de Minería no autoriza? Es necesario que se cuide el patrimonio público, que es de todos, y que en la actualidad corre peligro por el lucro privado. Este hecho pone en evidencia la complicidad de algunas reparticiones que hacen la vista ciega y no actúan. Este es solo un caso entre varios: toma notoriedad por ser el Rº Sali y por ser unos de los puentes de mayor longitud que cuenta la provincia.

Para detener la erosión es necesario continuar con la ampliación del azud, y para el reencauce la protección de la margen izquierda del rio aguas arriba del puente. Sumado a la  paralización de toda actividad de explotación.

Quién es Humberto Gómez

Humberto David Gómez es el propietario de la firma Transporte Gómez que el año pasado cerró la planta sin aviso previo ni respuestas a los 100 trabajadores que llegaron y se encontraron con la planta cerrada, custodiada por la policía provincial y el grupo CERO. Gómez cerró el mismo día la sucursal de Buenos Aires, dejando decenas de familias en la calle. Es también propietario de la empresa Estación Porto SRL, sociedad que tiene por objeto la administración de estaciones de servicio. Y aún sigue registrado como autónomo, encuadre con el que accedió en 2009 a la bonificación del impuesto a los ingresos brutos por parte de la Dirección de Rentas de la provincia.

 

Según la página web oficial de la empresa, Gómez comenzó a amasar su fortuna a partir de la “humilde” compra de un camión con el que “prestó servicios 25 años”, la realidad es que hoy tiene muchos más camiones a cargo. Luego se asoció con la empresa que es hoy su principal cliente, Molinos Río de la Plata, empresa productora del 23% de los alimentos que consumen los argentinos, dueña de las marcas Luchetti, Mattarazzo, Granja del Sol, Canale, Favorita, Cocinero, Blancaflor, entre otras, y que en 2016 solamente obtuvo una ganancia total de US$ 2620,4 (dos mil seiscientos veinte millones de dólares). Desde 1999 el Perez Companc Family Group adquierió el control accionario de Molinos Río de la Plata S.A. Es decir, Gómez trabaja para Perez Companc, que también tiene ex Kraft-Mondelez y cientos de marcas más.

Humberto Gómez también es propietario de una mansión en la zona de Yerba Buena, calle Las Huiguerita N° 75, el terreno abarca la totalidad de seis manzanas y la familia Gómez no se guarda de ostentar su riqueza. Riquezas que generan a partir de explotación de cientos de trabajadores.

 

 

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-