Personal del Jardín maternal “Los Ángeles de María” llevan seis meses sin cobrar sus sueldos

14 noviembre, 2017

Commentario

Trabajadores
Share on Facebook45Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Maestras, padres y madres realizaron un abrazo simbólico en las puertas del jardín, que suspenderá las actividades hasta que se regularice su situación. Desde la Fundación María de los Ángeles Verón afirmaron que el gobierno nacional les recortó el presupuesto en un 75%.

Alicia Brito reparte su tiempo entre el trabajo y la universidad. Estudia Ciencias de la Comunicación en Filosofía y Letras, es madre soltera y fue víctima de violencia de género.  Su única hija asiste a la sala de 4 años del Centro de Desarrollo Infantil (CDI) “Los Ángeles de María” de la Fundación María de los Ángeles Verón. A ella, como a todas las madres, la noticia de que el jardín puede cerrar le cayó como un baldazo de agua fría. Desde hace seis meses las 23 personas que trabajan en el jardín, entre maestras, personal de maestranza, cocineras, auxiliares y directivos, no reciben remuneraciones. Las madres y los padres se cansaron de esta situación y, en un gesto de solidaridad,  realizaron un abrazo simbólico al jardín en señal de protesta.

“Antes rendía exámenes con la niña en brazos, y desde que entró al jardín puedo dejar a mi hija para poder rendir, aún fuera del horario en el que asiste. Esta situación me afecta muchísimo porque el CDI es la única ayuda con la que cuento para seguir estudiando y trabajando, porque el sueldo no me alcanza para pagarle a una persona  que pueda cuidar a su hija. Intenté inscribirla en escuelas públicas y me dijeron que el requisito era que tenga hermanos en la escuela, y ella es hija única”, se quejó Alicia.

En la puerta del jardín se vivieron momentos de tensión cuando Susana Trimarco,  titular de la Fundación María de los Ángeles, se hizo presente con su abogado, Carlos Garmendia, ante padres y madres que le exigían una respuesta. “Entiendo la angustia de la gente porque este es un lugar donde dejan a sus hijos. Desde junio que yo planteé esta situación al gobierno nacional y hasta la fecha no efectivizaron 9 cargos que habían prometido y no pagaron los sueldos. El presupuesto son 753 mil pesos.  Para el Estado no es nada, no se entiende como no pueden invertir en educación”, expresó Trimarco. A su vez, dijo que llamó varias veces al Ministro de Educación de la Provincia y que no obtuvo respuestas. “También quise reunirme con el gobernador Manzur y miró a un costado, pero sí aparecen para las elecciones”, sentenció.

Sin embargo, Trimarco aseguró que el CDI no cerrará sus puertas: “este jardín no se va a cerrar, voy a mover cielo y tierra para que no se cierre”, finalizó.

Al jardín asisten 136 niños en dos turnos, mañana y tarde. Si bien el CDI tenía una partida presupuestaria asignada, dicho presupuesto sólo era destinado a cubrir los sueldos del personal. La propia Trimarco  aseguró que tanto los materiales de estudio, como la comida y la ropa para los niños y las niñas proviene de donaciones. “Yo me ocupo que a los niños no les falte comida, zapatillas y ropa. Son donaciones que me llegan de afuera, por ejemplo de actores”, dijo.

Diana Gómez es una de las maestras que trabaja en el CDI. Trabaja hace 4 años y desde hace 6 meses no cobra su sueldo. “Nosotras pedimos no sólo que se paguen los 6 meses sino también que se garantice nuestra continuidad en el jardín. Esto no nos afecta sólo a nosotras, sino a las familias de los niños y niñas que asisten aquí. El gobierno nacional está llevando adelante una política de recortes y el gobierno provincial nos da la espalda”, fustigó.

Según dijo Gómez, ningún CDI depende del Ministerio de Educación, por eso se le solicitó al gobierno provincial que se haga cargo. El jardín tenía un presupuesto asignado que venía del gobierno nacional, pero se hizo un recorte del 75% y a la fundación se le hizo imposible seguir sosteniendo el espacio.

María casi no puede hablar, tiene la voz entrecortada y por momentos se esfuerza para no llorar. “Yo soy sola con mi hija y necesito del jardín porque yo trabajo, y si no puedo trabajar mi hija no tiene leche ni pañales. Pero también veo por las seños, porque hace 6 meses que no cobran. Queremos que se paguen los sueldos y que la provincia se haga cargo del CDI para que las seños puedan seguir teniendo su trabajo y nosotras las mamás tengamos la seguridad de que nuestros hijos tengan un lugar”.

Mariana Ruiz vino desde General Mosconi,  Salta, para estudiar Trabajo Social en la UNT. Tiene una hija con su actual pareja, que también es estudiante universitario. “Las maestras nos abrieron las puertas, cuidan a nuestros hijos, los atienden, les dan todo. No se cómo va a seguir mi rutina si cierran el jardín, encima que ahora se vienen las mesas de exámenes y yo no tengo con quién dejar a mi hija”, se lamentó.

Tengo una hija que va al jardín desde los 2 años. Yo trabajo y gracias a eso pude salir adelante. Fui víctima de violencia y soy sola con mi hija. Gracias a mi trabajo puedo pagar un alquiler para vivir con mi hija. Si cierra el jardín no voy a poder trabajar, ni pagar el alquiler”, dijo, por su lado, Rosario, mamá de una niña que asiste a la sala de 3.

Esta tarde Susana Trimarco tenía prevista una reunión en Casa de Gobierno para plantear a las autoridades la situación del CDI y solicitar que el gobierno provincial se haga cargo del pago de los sueldos adeudados.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-