Piden absolución para Victoria Aguirre

5 julio, 2017

Commentario

Géneros
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

 Iba a ser la tercera jornada del debate por el asesinato de Selene Ayelén Aguirre, la bebé de dos años de edad asesinada el 29 de enero de 2015. Pero se suspendió. El abogado de Victoria Aguirre recusó al tribunal compuesto por los jueces Francisco Aguirre, José Pablo Rivero y Lilia Avendaño,. “Y a la fiscal Estela Salguero de Alarcón”, dijo a Cosecha Roja. Imparcialidad y enemistad manifiesta son los fundamentos. “Hoy se suspendió el debate y el caso pasó al Tribunal Superior de Justicia. Es muy posible un jury a todos los jueces y a la fiscal”, contó Bondar. Por COSECHA ROJA

“Estos días se tuvo la posibilidad de descubrir la verdad real: Selene entra con vida a un cuarto y sale muerta. A pesar de las filmaciones, no quisieron preguntar, no me dejaron preguntar y no dejaron responder al testigo”, explicó Bondar. “Por qué se espantan ante la pregunta de la defensa de Victoria al perito Quiñones ofrecido por la defensa de Lovera. ¿Ese fue el lugar donde mataron a Selene? ¿Lovera mató a Selene en el depósito?”.

En el juicio en el que Victoria Aguirre está acusada de “homicidio calificado por el vínculo” y su ex pareja Rolando Lovera por “homicidio simple”, se esperaba la declaración de 13 testigos: vecinos, familiares y amigos.

Ayer, en la segunda jornada de debate y primera de testimoniales en el Tribunal Penal 1 de Oberá, declaró Cristina Raquel Schiefelbein, médica de guardia en el Hospital Samic el 27 de enero de 2015, día en que Victoria se presentó con su hija por una lesión en su manito. La médica explicó que el cuadro de Selene requería otros estudios y que debía ser internada. Victoria lo consultó con su pareja y que volvió al consultorio con él para decirle que se llevarían a la menor. La doctora insistió pero Lovera se negó “con un tono elevado que me dio miedo” y le dijo que irían a ver al pediatra de la niña, Héctor Sena. Pero Sena estaba en el hospital y fue hasta el consultorio. Después de revisar a Selene coincidió con Schiefelbein. De todos modos Victoria y Lovera se llevaron la niña.

También declaró el psiquiatra Oscar Gregorio Krimer, responsable de las pericias de Victoria. Apenas alcanzó a decir que la mujer presentaba rasgos de un trastorno que habría decantado en un cuadro de vulnerabilidad y que eso coincide con una situación de peligro como “violencia de género”. “Krimer fue atacado, constantemente interrumpido por la fiscal, a tal punto que ni siquiera pudo terminar de completar sus declaraciones”, explicó Bondar.

Para Indiana Guereño, de la Asociación Pensamiento Penal “Victoria hizo lo que pudo para proteger a su hija. Tenía un temor reverencial. Hay que estar en sus zapatos: no poder irte de tu casa, no tener contacto con su familia”, explicó a Cosecha Roja. La abogada de la ONG que actúa como veedora en el juicio dijo que “Victoria no puede ser considerada penalmente responsable de la muerte de su hija Selene, porque estaba inmersa en un contexto de violencia de género. No es posible juzgarla sin perspectiva de género y en ese caso, el resultado tendría que ser la absolución de Victoria”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-