Por una Ley de acompañamiento técnico-profesional, público y gratuito

13 junio, 2017

Commentario

Territorial
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Un estudio de arquitectura dirigido a sectores populares visitó Tucumán, en el marco de actividades de formación y difusión de esta línea de trabajo, que brega por una Ley de atención gratuita.

Clara Mansueto, Eugenia Jaime y Julian Salvarredy, arquitectos integrantes del Proyecto Habitar, estuvieron en Tucumán promoviendo una Ley de Acompañamiento Profesional que apunte a tratar las necesidades de los sectores populares. En su charla en la Fau explicaron los desafíos de pensar y ejercer la profesión en función de las necesidades populares, que conlleva esfuerzos tanto en el campo académico como liberal, abriendo caminos que interpelan las lógicas dominantes no sólo desde la arquitectura sino profesional en general.

En este sentido el grupo promueve a través del Colectivo Habitar Argentina la Ley de Acompañamiento Técnico-Profesional, Público y Gratuito, dirigida a la atención de aquellos sectores sociales que carecen de recursos económicos para contratar un profesional y a la vez, permite a aquellos técnicos que deciden orientar sus servicios a los sectores populares, desarrollar este trabajo con una remuneración digna a cargo del Estado.

Normalmente los profesionales que intervienen en el territorio atendiendo las necesidades de los sectores sin capacidad de pago, carecen de reconocimiento de todo tipo, tanto económico -y por ende solo pueden destinarle tiempos acotados a esta actividad- como académica, ya que se aleja del modelo de profesional exitoso. Asimismo la demanda de déficit o mejora de vivienda y hábitat de los sectores populares se resuelve históricamente desde el Estado mediante programas y proyectos “llave en mano”, que significa la reproducción de viviendas estereotipadas incluso cuando se trata de la intervención en edificios existentes; como el caso del programa de mejora de vivienda PROMEVI cuyo principal resultado es la multiplicación de módulos habitacionales alejados de la lógica de la participación. Esta Ley, por el contrario, propone un tipo de intervención que otorga protagonismo al usuario, en consonancia con una lógica que  da lugar a la creatividad y la asunción del poder sobre decisiones familiares y colectivas.

La participación popular pone en riesgo el orden dominante, por tanto es comprensible que esfuerzos como los que promueve esta Ley resulten riesgosos para la política tradicional. La atención técnica masiva e interdisciplinaria reconocida y financiada desde el Estado promovería lógicas contra hegemónicas, emprendidas desde colectivos que existen en todo el País y cuyo desarrollo se multiplicaría en cantidad y calidad en la medida que contara con recursos para su ejecución.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-