¿Quién es Maggio, el abogado defensor de genocidas que Manzur insiste en nombrar juez?

2 marzo, 2018

Commentario

Derechos Humanos
Foto: archivo La Gaceta

El gobernador de Tucumán mandará a la Legislatura su pliego para cubrir el Juzgado de Instrucción en lo Penal Nº2. El año pasado lo había intentado pero luego tuvo que volver atrás por la presión de organismos de derechos humanos, organizaciones sociales y el colectivo feminista.


El gobernador de Tucumán, Juan Manzur (Partido Justicialista), insiste en una decisión que le puede costar una ruptura con los organismos de derechos humanos. Hace casi un año, tuvo que retirar el pliego de Facundo Maggio que había elevado a la Honorable Legislatura donde lo elegía para ocupar el cargo del Juzgado de instrucción penal Nro 2 del Centro Judicial Capital. Hoy volvió a elegirlo en la terna y envió al cuerpo legislativo su pliego para que lo designe en el puesto vacante desde el 2012. Pero, ¿quién es este abogado?
Facundo Maggio se desempeñó como defensor de represores en diferentes juicios por delitos de lesa humanidad que se realizaron en Tucumán. En 2012, estuvo a cargo de la defensa de José Eloy Mijalckyk, más conocido como El Padre Pepe, en el marco de la megacausa Jefatura II -Arsenales II. Su sueldo en aquél momento fue pagado por el Arzobispado de Tucumán. También en ese juicio defendió al ex militar Carlos Eduardo Trucco, condenado a 14 años de prisión por delitos de lesa humanidad. Las querellas siempre acusaron a los defensores particulares de realizar una defensa ideológica y no técnica de los represores que representaron. El letrado debió renunciar en noviembre 2012 a su cargo en la Fiscalía de Estado por ejercer al mismo tiempo como defensor de represores en el megajuicio “Jefatura II-Arsenales II”.
“En aquella oportunidad, Maggio recibió los esperables apoyos de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia y de Ricardo Bussi. Pero también el Colegio de Abogados provincial emitió un comunicado respaldando a Maggio lo que motivó el repudio de los abogados querellantes de la causa “Arsenal-Jefatura II”. Los letrados señalaron en una carta la “preocupante similitud” con las valoraciones de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia”, recordó la Izquierda Diario en un artículo publicado en octubre del 2016.
En 2016, Maggio operó como abogado y vocero del Arzobispado de Tucumán en representación de Alfredo Zecca durante el revuelo que causó la muerte del Padre Juan Viroche, conocido por denunciar a los narcos que operaban en Delfín Gallo.
El año pasado, Maggio ejerció la defensa técnica en el juicio de Operativo Independencia de los acusados Carlos Diacono, Enrique Bonifacino, Ernesto Arturo Alais, Camilo Orce, Cayetano José Fiorini, Chuchuy Linares y Luis Rolando Ocaranza. A estos dos últimos imputados también los defiende en la causa conocida como Jefatura III. “Alternando la verborragia con la altanería, suele interrogar a los testigos para recrear un “escenario de guerra” que justifiquen las torturas, desapariciones y fusilamientos”, describió la Izquierda Diario al abogado.
El fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en mayo del 2017, que aplicó el cómputo del 2×1 en el caso del represor Luis Muiña, tuvo repercusiones en Tucumán. El primer abogado que solicitó un beneficio similar para su defendido fue justamente Maggio, elegido ahora nuevamente por el gobernador para ser juez penal de instrucción.
Además de todo, según denunció el año pasado la histórica abogada Laura Figueroa, el abogado propuesto por Manzur es sobrino político de Edmundo Jiménez, el Ministro Fiscal histórico mandamás de la justicia local.

Aún no hubo pronunciamientos de los organismos de Derechos Humanos y las organizaciones feministas, que el año pasado se manifestaron enérgicamente contra la designación de Maggio como juez penal.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-