Sobran los motivos para la huelga de mujeres

30 enero, 2018

Commentario

Generos
Share on Facebook54Tweet about this on Twitter3Share on Google+0

Durante esta semana en distintos puntos de América Latina y el Caribe se congregan en asambleas feministas para organizar el #8M Paro Internacional de Mujeres. Al lado de las denuncias de acosos y abusos sexuales mediatizadas, crecen las cifras de víctimas en manos de violentos machistas, los despidos son la noticia de todos los días, junto con aumentos de servicios e impuestos. Los motivos de las tucumanas para esta huelga con solidaridad internacional convoca a múltiples y diversas voces. Este miércoles a las 19hs, con Ni Una Menos comienzan a organizar el próximo 8M en Tucumán, en la sede de la Asociación de Trabajadores Prensa (Junín 775)

AUNQUE NOS QUIERAN MUERTAS ESTAMOS MÁS VIVAS QUE NUNCA
Soledad Deza, abogada feminista de Católicas por el Derecho a Decidir

Paramos para que tiemble la tierra, como temblamos cada una de nosotras frente a cada femicidio: 14 mujeres que nos faltan en lo que va del 2018. Pero paramos también porque nuestros cuerpos no pueden estar naturalizados al servicio de la reproducción social: queremos el gobierno total de nuestros cuerpos y sin aborto legal no es posible; queremos el control de nuestro tiempo y que se reconozca el cuidado como trabajo; queremos derribar el techo de cristal que impide la igualdad de oportunidades de trabajo con ajustes y despidos que minan nuestra autonomía y queremos el control de nuestra sexualidad mediado por la heteronorma como regla que arrasa nuestra libertad y placer. Paramos porque es inaceptable que la cultura de la violación nos aseche en cada esquina y nuestra sociedad siga sin entender que NO es NO. Paramos porque las mujeres también construimos esta sociedad y si se ignora a las compañeras originarias como lo hizo el Presidente, nos ignora a todas. Las demandas del movimiento de mujeres son múltiples como son múltiples las identidades que nos nuclean. Los feminismos harán temblar el 8 de Marzo al patriarcado, al racismo, al capitalismo y a todas las instituciones que nos quieren subalternas porque aunque nos quieran muertas, el movimiento de mujeres está más vivo que nunca.

ENFRENTAREMOS CUALQUIER INTENTO DE HACERNOS RETROCEDER EN NUESTRAS CONQUISTAS
Alejandra del Castillo, Integrante de Partido Obrero.

Es fundamental organizar el paro internacional de mujeres, y darle el mayor alcance posible, para que las patronales, el Estado y la Iglesia tomen nota de que vamos enfrentar la violencia y cualquier intento de hacernos retroceder en nuestras conquistas y condiciones de vida. El paro de mujeres pondrá en pie una acción de alcance nacional contra las reformas antiobreras, frente a la posición cómplice del triunvirato de la CGT, mostrando nuevamente cuál es el camino para derrotar el plan de guerra de Macri y los gobernadores. Con más precarización, desempleo y pérdida de derechos no hay Ni Una Menos.

JUNTAS PERDEMOS LOS MIEDOS
Mariana Paterlini, integrante de ANDHES

Paramos porque en el paro nos encontramos y perdemos el miedo que todavía tenemos de señalar al jefe o al compañero que nos acosa, porque tal vez perdamos nuestro puesto -o la credibilidad en ese trabajo en el que ganamos un 20% menos que nuestros pares varones. Paramos porque estamos cansadas de volver a la casa y continuar con el trabajo doméstico, de cuidar hijos e hijas, enfermos/as y ancianos/as, y que las tareas no sean ni remuneradas, ni compartidas. Paramos porque queremos una igualdad real y que sabemos posible.

URGE EVIDENCIAR QUE LA DESIGUALDAD
Lorena Córdoba, integrante de la Campaña Nacional contra las Violencias hacia las Mujeres
Un paro de mujeres no solo resulta necesario sino urgente, porque necesitamos darle verdadera dimensión a todo el trabajo que cotidianamente realizamos -no solo en nuestros hogares- y que se nos asigna culturalmente como una obligación solo por ser mujeres y además se espera que lo hagamos gratis. Nos urge evidenciar que esa desigualdad económica producida por la actual división sexual del trabajo se traduce en distintas formas de violencias hacia las mujeres, que aunque se expresen de distintas maneras en distintas partes del mundo son comunes a todas las mujeres. Ahí radica la importancia que el paro sea internacional y por eso condensa tanta potencia la consigna: “si nuestra vida no vale, produzcan sin nosotras”.

NOS APROPIAMOS DEL PARO COMO UN ARMA HISTÓRICA
Adriana Guerrero, integrante de CLADEM Tucumán

Rescatamos el paro como arma histórica de lucha de la clase trabajadora y nos la apropiamos para mostrar que las mujeres, que también movemos el mundo, no estamos dispuestas a seguir aceptando la desigualdad y la discriminación basadas en nuestro sexo y en los roles de género impuestos por el patriarcado. Paramos el mundo para que se escuche nuestra voz.

CARGAMOS EN NUESTRAS ESPALDAS LA RESPONSABILIDAD DE SOLUCIONAR LA POBREZA FAMILIAR
Luciana Galván, docente y actriz tucumana.
Es necesario un paro de mujeres porque gran cantidad de mujeres son jefas de familia y se ven afectadas por un gobierno nacional que solo genera desocupación, inflación y ataques al salario de lxs trabajadorxs. Seguimos siendo quienes cargamos en nuestras espaldas la responsabilidad de solucionar hoy la miseria la economía familiar.

EL PARO SERÁ UN MENSAJE DIRECTO PARA EL GOBIERNO NACIONAL
Marieta Urueña Russo, Secretaria de Derechos Humanos de la CGT de Tucumán
Este 8 de marzo, en la conmemoración al día de la Mujer Trabajadora las mujeres llamamos nuevamente a sumarnos a un paro que será internacional. Es necesaria esta medida de fuerza para demostrar no sólo que estamos unidas, organizadas y que no seguimos manifestando en contra de las múltiples violencias de las que somos víctimas, sino también en un mensaje dirigido directamente contra el gobierno nacional. La gestión de cambiemos tiene a lxs trabajadorxs en general y a las mujeres trabajadoras en particular como “el enemigx a vencer”, como un mero costo en una cadena de producción que debe ser disminuido lo más posible. La reforma previsional es un claro ejemplo de ello. Reforma que afecta a las mujeres de manera discriminada, al legislar de la forma que lo hace sobre las personas que accedieron a la moratoria. Por eso es que este 8 de marzo es indispensable que todas las trabajadoras digamos no al ajuste, no a la quita de derechos, no a la violencia y nos sumemos todas al paro.

FEMINIZARON AÚN MÁS LA POBREZA
Mariana Álvarez, integrante de APDH

Las mujeres este 8 de marzo volvemos a llamar a unirnos al paro internacional de mujeres porque seguimos cobrando menos que los varones a pesar de realizar los mismos trabajos, el trabajo doméstico y de cuidado continúa a cargo de las mujeres casi con exclusividad y este no es reconocido ni remunerado. Este 8 de marzo volvemos a parar porque las reformas legislativas y el ajuste económico del gobierno de Macri feminizaron aún más la pobreza. La reforma previsional que se sancionó aún contra la voluntad popular que se manifestaba en contra en las calles, afecta desproporcionadamente a las mujeres de los sectores más empobrecidos, las amas de casa ya no tendrán acceso a la jubilación y las que lograron acceder ya no tienen garantías sobre esa jubilación y tienen menos compensación por la reducción de ingresos. La Asignación Universal por Hijo pierde un monto equivalente a seis leches por mes y las asignaciones familiares ni siquiera tienen compensación.

PORQUE SIN FEMINISMO NO HAY SOCIALISMO
Norma Villafañes del Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional.

Las mujeres somos víctimas de las violencias, estamos hartas de que nos acosen y que nos maten por el hecho de ser mujer, este 8 de marzo paramos como trabajadoras para decir basta ante la violencia patriarcal y machista. El Estado es responsable. Este 8 de Marzo paramos todas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-