Todavía buscamos a Daiana

15 mayo, 2017

Commentario

Géneros

La joven lleva 9 días desaparecida. A pesar de que la policía se negó a recibir la denuncia durante las primeras horas, la familia emprendió su búsqueda. Se manejan dos hipótesis: que haya sido víctima de un femicidio o entregada a una red de tratas. La buscamos viva: mañana a las 19 nuevas movilizaciones para exigir la aparición de Daiana.

Pasaron nueve días desde la última vez que se vio a Daiana Garnica, la joven de 17 años, oriunda de la localidad de Alderetes, una localidad del interior de Tucumán. Por su desaparición están detenidas 12 personas. Pero el principal sospechoso es un vecino, Darío Suarez, quien la habría llevado en su moto con destino desconocido. Él volvió. Ella no. La familia inicio la búsqueda a partir del intercambio de mensajes de textos que encontraron entre la joven y el sospechoso.

Además de Suárez, están detenidos sus hermanos, su pareja, la suegra, una prima, el dueño y otros trabajadores de la cortadora de ladrillos. Todos sospechados de encubrimiento.

Daiana salió de su casa, en el barrio Julio Abraham, para hacer compras. Aviso que la acompañaría Suarez. Él regreso unas horas más tarde, pero ella no. El negó haberla visto. El sábado por la noche, policías de la comisaria de Alderetes se negaron a recibir la denuncia a pesar de que la familia manifestaba que Daiana corría peligro. Recién lo hicieron el día siguiente. Dijeron que debían esperar 24 horas y que no tenían móviles.

De acuerdo a la Guía Práctica para la Búsqueda de Personas de la Procuraduría General de la Nación, es crucial que se recuerde “a los agentes policiales que no hay ninguna norma que exija el transcurso de 12, 24 ni 48 hs. para poder empezar a trabajar en la búsqueda. Si la persona buscada está siendo víctima de algún delito, sin dudas estas primeras horas serán cruciales, más allá de que cuantitativamente los casos en los que la desaparición terminó siendo voluntaria sean muy representativos”. Este es un error u omisión que se comete reiteradamente en los casos de violencia hacia las mujeres o los casos de trata de personas.

“Estamos sin fuerza, estamos destruidos, no tenemos noticias de ella no sabemos nada. Le pedimos al gobierno y a la Justicia que se muevan. Ese día que yo hice la denuncia en la comisaria, ellos perdieron tiempo. Me dijeron que espere 24 horas para que ellos se puedan movilizar. El tipo habrá hecho lo que quiso con mi hermana en esas horas que ellos pedían que esperemos. Hasta el momento no vemos que hagan nada, no recibimos noticias” manifestó muy conmovida Yanina Garnica, una de las hermanas.

La demora de la policía también se vio expresada la única hipótesis con la que trabajaron durante 72 o 96 horas fue que la habían asesinado y quemado en el horno de la cortadora. De acuerdo al abogado de la familia Garnica, Sergio Gómez, un testigo de identidad reservada dio indicios para pensar que Daiana fue entregada a una red de trata de personas.

Para los allegados de Daiana en cualquiera de estos escenarios posibles, la mora de la policía fue fundamental para permitir libres movimientos de los responsables de la desaparición de la joven. La familia no paró de buscarla. Primero en la cortada de ladrillos donde trabajaba el acusado. Después desde las redes sociales y en los medios de comunicación.

El pedido de aparición con vida de Daiana se ha convertido en un reclamo popular. Se realizaron cortes de ruta frente al barrio, manifestaciones en la ciudad de Alderetes, marchas frente a Tribunales y frente a Casa de Gobierno. Hasta un piquete en la intersección de Ejercito del Norte y Francisco de Aguirre. Organizaciones de mujeres, sociales y políticas se plegaron al reclamo de respuestas concretas. La municipalidad de Alderetes ha ofrecido una recompensa de 30000 pesos para quienes ofrecieran datos. El martes 16 de mayo, fue convocada una nueva movilización desde plaza Urquiza a las 18 hasta plaza Independencia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-