Trabajadores informales resisten el desalojo en la zona de El Bajo: “nuestras familias esperan un mate cocido y un almuerzo”

1 junio, 2017

Commentario

Derechos Humanos Trabajadores
Share on Facebook19Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Empleados de la Municipalidad Capitalina avanzaron el martes con topadoras sobre los locales de chapa y cemento. Los comerciantes aseguran que actuaron de forma sorpresiva e ilegal. Los puesteros pasan la noche cuidando su fuente laboral.  Desde el SIVARA declararon estado de asamblea permanente.

 

“Estamos en asamblea permanente con alerta y movilización para ver cómo podemos revertir esta situación. Esta mañana tuvimos una reunión que no fue favorable. No quisieron firmar un acta acuerdo”, le comentó a APA! Luis Fernando Ocampo, Secretario General del SIVARA Regional Tucumán, el sindicato que nuclea a vendedores ambulantes.

La asamblea en la que los vendedores definieron el estado de alerta había finalizado hace unos minutos. El pasado martes, empleados de la Municipalidad avanzaron con topadoras sobre los improvisados locales de la zona de El Bajo y destruyeron lo que encontraron en el camino. De acuerdo al testimonio de los comerciantes, la municipalidad actuó de forma ilegal e intempestiva.

“El desalojo fue sorpresivo, nunca nos avisaron nada, nunca nos notificaron. Enrique Romero (subdirector de Tránsito de la Municipalidad) dice que vinieron a avisarnos pero es mentira. Ayer (por el martes) dijeron que tenían orden judicial de desalojo pero nunca mostraron nada. Ellos sustentan el desalojo en la resolución del año 2006, pero de acuerdo a esa ordenanza nosotros nos trasladamos hasta este lugar”, explicó el dirigente.

Según indicó Ocampo, los comerciantes presentaron en total cuatro proyectos para destrabar el conflicto. Sin embargo, ninguno tuvo el visto bueno de las autoridades municipales. En uno de los proyectos el sindicato propuso un plan construcción para instalarse dentro del Predio Ferial Norte y así liberar en un cien por ciento la vereda de Avenida Sáenz Peña al 200, donde se encuentran emplazados actualmente.

En las adyacencias del Predio Ferial Norte se instalaron aproximadamente 100 puestos comerciales que ofrecen ropa, Cds, frutas y verduras, comestibles y artículos de bazar. Desde el sindicato afirmaron que cada puesto le da de comer a un promedio de 10 familias, y calificaron esta situación como de suma gravedad.

“Yo como vendedor ambulante carezco de solvencia económica, ¿quién me va a alquilar un local? Algunos compañeros no tienen escritura de sus casas, y para alquilar un local te piden escrituras. Hasta el momento estamos en nada. Nos dijeron que llamemos cuanto tengamos algo concreto, y lo concreto es que nosotros pedimos conformar una mesa de trabajo, no queremos que se pierdan los puentes de diálogo”, sentenció Ocampo.

“Qué casualidad que en el 2013, antes de las elecciones, sucedió lo mismo en el microcentro. A nosotros nos usan como escudo político para cortar el hilo por lo más fino. Nosotros vamos a seguir en asamblea, porque no vamos a dejar morir a nuestros hijos. La plata que se genera en estos puestos va a nuestras familias, que esperan un mate cocido a la mañana y un almuerzo”, finalizó.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *