Un nuevo testigo afirma haber visto a Daiana con Suárez el día que desapareció

17 mayo, 2017

Commentario

Géneros
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Se presentó ante la familia al finalizar la marcha exigiendo aparición de la joven.

Un aglutinamiento de personas se transformó en el foco de un leve murmullo que fue creciendo hasta transformarse en un grito desesperado. Un testigo se acercó a la familia de Daiana Garnica al finalizar la marcha por su aparición y les contó que vio a la joven el día que desapareció.

El hombre precisó que vio a Daiana el sábado 6 de mayo en la intersección de las calles San Lorenzo y Jujuy mientras el sospechoso, Darío Suárez, la tiraba de la mano y le daba unos empujones. En pleno centro de la capital tucumana. Se bajó a ayudar pero no llegó a intervenir en el conflicto. Vio a Suárez con gorra, como usualmente se viste. Reconoció que eran ellos cuando vio la imagen de la joven en los medios de comunicación y cuando los familiares le mostraron la foto del sospechoso.

En ese mismo momento, la familia se comunicó con su abogado, solicitaron todos los números del joven y comenzaron a tratar de cubrirlo: saben que reservar su identidad puede ser fundamental para resguardar su seguridad y pueda declarar ante la justicia.

 

La causa

Daiana lleva 11 días desaparecida. La joven vive en el asentamiento Julio Abraham, sobre la ruta 304 en la entrada de la ciudad de Alderetes. Fue vista por última vez el sábado 6 de mayo a las 18:30. Su vecino, Darío Suárez, es el principal sospechoso y está detenido junto a otras once personas acusadas de encubrimiento. Según información policial, tiene antecedentes de violencia de género.

“Él le mandó un mensaje preguntándole qué hacía y ella le contó que estaba en la casa. Entonces él le dijo que necesitaba un favor y ella también le dijo que necesitaba un favor. El hombre le dijo que iba a dejarle un regalo a su mamá, pero él no tiene mamá. Ella no se dio cuenta. Le teníamos una gran confianza, le brindábamos lo mejor, hace cuatro años que lo conocemos, lo ayudábamos en todo y él a nosotros también. Creemos que él es el responsable porque le pidió a mi hermana que vaya a la ruta, que no iba a pasar por su casa. “No le digas a tu mamá que vas a ir conmigo, decile que vas a ir sola y que vas a ir en colectivo”, relató Yanina Garnica, hermana de la joven, siguiendo el contenido de los textos que encontraron en el celular.

El recorrido hasta el almacén no dura más que unos cuantos minutos. “Como ella siempre va y vuelve, no se demora mucho. Le dijo a mi mamá ‘me voy con Darío, me va a llevar en la moto’, no le hizo caso y avisó que iba con él”.

A la 18:21 marcó el último mensaje que intercambió con Suárez, que le puso “ahí voy”. Ella lo esperó un poco más allá de la parada del colectivo 122.  Los mensajes coinciden con la hora en que la vieron por última vez. Suárez volvió. Daiana no. La familia la busca con vida.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-