Un policía fue presionado para disparar contra la casa de la familia de Facundo Ferreira

6 julio, 2018

Commentario

Derechos Humanos Destacada Gatillo fácil Tucumán
Share on Facebook69Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Hoy se conoció la denuncia que el policía realizó ante la Fiscala Adriana Giannoni. El trato consistía en disparar contra la casa donde vive la familia de Facundo Ferreira a cambio de retirarle una causa para ser nuevamente incorporado en la fuerza. 

Un policía que actualmente se encuentra en estado pasivo por proceso denunció que un colega le pidió que amenace de muerte y dispare contra la casa de la familia de Facundo Ferreira, el niño de 12 años ejecutado por oficiales el 8 de marzo. Según la denuncia, dijo que le proveerían hasta armas. ¿La recompensa? Le retirarían la causa en su contra para reincorporarlo.

“Si yo les llego a dar una respuesta negativa, no sé que me puedan hacer. Saben donde vivo, mis horarios, donde estudian mis hijas y la policía cuando te quiere hacer daño, te hace daño”, declaró ante la fiscal Adriana Giannoni, quien instruye la causa.

El pedido de detención contra Nicolás González Montes de Oca estuvo basado en este testimonio. Sin embargo, el juez de instrucción Victor Rougés la rechazó sin tomar en cuenta ésta denuncia. Montes de Oca, junto con Mauro Díaz Cáceres, fueron imputados por el asesinato de Facundo están libres. Continúan en funciones.

A casi tres meses de la ejecución de Facundo la investigación llegó a algunas certezas: Facundo no disparó contra nadie, uno de los policías había consumido marihuana y cocaína, el otro tenía denuncias previas por violencia, no hubo enfrentamiento y el niño fue asesinado sin ningún justificativo ni atenuante. Los dos policías imputados por su homicidio, González Montes de Oca y Díaz Cáceres, están libres y en funciones.

acundo Ferreira

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-