Usan el boxeo para sacar chicos de las drogas

16 mayo, 2017

Commentario

Derechos Humanos
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

El ‘Chelo’ y Ramiro dan clases en Los Vázquez. Proponen el deporte como método de prevención y asistencia a jóvenes.

 

Marcelo ‘Chelo’ Guerra vive en Los Vázquez, un barrio al sur de la capital tucumana donde solo habitan unas 50 familias. Allí las calles son de ripio, no hay alumbrado público, ni dispensario de salud. Tampoco entra el camión recolector de basura y el colectivo más cerca pasa a diez cuadras. La mayoría de los vecinos son desocupados. Algunos hacen changas, otros se dedican a la cosecha de limón. En la zona operan dos transas. Y, como en muchas barriadas populares, el narcomenudeo se apropió de la vida de muchos niños y jóvenes.
Chelo nació en Los Vázquez. Hace 8 años se dedica al boxeo. Su objetivo es lograr competir profesionalmente. Empezó a entrenar y dictar clases en la cancha que los propios vecinos levantaron en el barrio. Apuesta a con eso ayudar a los adolescentes para que no caigan en las adicciones porque es el deporte ayuda mucho a la salud. “Quiero ayudar a los chicos para sacarlos de la droga y usar el boxeo como prevención para que no haya más niños que caigan en esa maldita adicción que los mata”, sintetizó.

Lo acompaña Ramiro Campos, entrenador de boxeo. Desde los 12 años que  practica el deporte. Dice que eso lo ayudó a alejarse de muchas cosas malas. Espera que los niños y adolescentes de Los Vázquez puedan seguir ese mismo camino. “Para mí el boxeo es una forma de vida. Tuve la suerte de conocer casi todo el país, de viajar a otros países a competir. No llegué adonde el boxeador sueña, pero me dejó muchos amigos y conocí mucha gente. No gané ningún título pero las cosas que viví no tienen precio”.

Ramiro sabe que la infancia en los márgenes de la ciudad es muy difícil. “La infancia en los barrios es dura, más con el flagelo de la droga que ya moneda corriente, por desgracia. Esperemos que por medio del deporte se puedan encaminar los chicos y elijan una vida mejor que las que se les da”, contó ilusionado.

Chelo forma parte del grupo “Con esperanza nos fortalecemos”, un espacio de jóvenes del barrio Los Vázquez integrado por jóvenes en recuperación de las adicciones. El grupo está asistido por un equipo técnico de la Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones del Ministerio de Desarrollo Social. Entre tantas tareas y actividades relacionadas a su recuperación y mejora de su salud, hace más de un año y medio que los jóvenes se encuentran trabajando en la idea, planificación, diagramación y organización del “Club barrial y espacio recreativo”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *