Violó pero igual jugará al fútbol

18 septiembre, 2017

Commentario

Columnistas Debora Décima
Share on Facebook21Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Alexis Zárate es jugador del Club Temperley. Hace pocas horas fue condenado a 6 años de prisión por haber violado a la novia de su amigo en 2014, cuando jugaba en Independiente. Sin embargo, quedará libre hasta que la sentencia quede firme. Para él, su vida sigue como si nada. El director técnico de Temperley lo incorporó en la lista de concentrados y esta noche podría salir a la cancha para enfrentar a Rosario Central. Por Débora Décima, redacción APA!

Martín Benítez era novio de la joven víctima en aquel entonces y actualmente juega en Independiente. Estuvo al lado de la joven mientras era violada. Fue procesado por “encubrimiento y falso testimonio”. Poco y nada para quien “entregó” a sus amigos a quien era su novia,  permitió que abusaran de ella, la dejó que se vaya sola a su casa y horas después se comunicó para pedirle que no haga la denuncia porque si no “lo prendían fuego en el club”.

 

Desde aquel entonces, e incluso hasta ahora, la joven tuvo y tiene que soportar hostigamientos constantes bajo el mote de “puta”, “rápida” y “fiestera”, perpetuando la naturalización de la violencia de género culpabilizando a las víctimas. Ni hablar de las secuelas físicas y psicológicas que sufre.

Poco estómago queda luego de estos casos en donde la violencia de género, el machismo, la misoginia, el patriarcado y la justicia ciega se mezclan con lo más retrógrado del mundo del fútbol.

Ojalá no juegue esta noche. Ojalá no juegue nunca más. Ojalá que si lo hace sea abucheado. Que lo escrachen con una bandera que diga ABUSADOR. Ojalá vaya preso inmediatamente. Ojalá en este país se hiciera más justicia para nosotras las mujeres.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agencia de Prensa Alternativa - 2017-